Prolactina alta, cómo afecta a la fertilidad

Una de las causas de la infertilidad femenina es la hiperprolactinemia o tener niveles altos de prolactina, la hormona que hace posible la lactancia. Conoce por qué se produce, cuáles son sus síntomas y cómo se trata.
Mujer dando de mamar a su bebé

Actualizado: 8 de junio de 2021

Qué es la hiperprolactinemia y por qué afecta tu fertilidad

En la producción de la leche materna para alimentar al bebé, intervienen procesos fisiológicos que ocurren incluso antes del parto. Por ejemplo, durante el embarazo en las mamas se desarrollan los conductos y los alvéolos donde se fabricará la leche. Pero para que esa maquinaria se ponga en marcha son necesarias elevadas cantidades de una hormona llamada prolactina.

Como nos comenta el Dr. Juan Carlos García Lozano, especialista en Obstetricia y Ginecología, del Hospital Universitario Virgen del Rocío, de Sevilla, la principal función de la prolactina es “preparar la mama para poder iniciar y mantener la lactancia”. Por eso, que sus niveles estén altos en la sangre mientras la mujer esté en estado o dé el pecho es lo normal. Pero ¿qué ocurre cuando sucede esto mismo sin que esté asociado a una gestación? Es entonces cuando hablamos de hiperprolactinemia, una de las causas de infertilidad femenina, pero también masculina. Y es que se trata de una patología que no solo afecta a las mujeres, ya que la prolactina se encuentra presente en el organismo del hombre, e igualmente puede estar elevada.

  • Qué funciones tiene la prolactina

    Qué funciones tiene la prolactina

    La prolactina es una hormona producida en el cerebro, en concreto, como nos explica el Dr. García Lozano, “en la hipófisis”, una glándula del cerebro del tamaño de un guisante que se encuentra en la base del cráneo.

    Esta hormona tiene diferentes funciones en el organismo:

    • Embarazo y lactancia

      Sin duda, su principal función es la que ya hemos comentado: activar la producción de leche materna para que cuando nazca el bebé se pueda alimentar.

    • Anticonceptivo natural

      Durante la lactancia, los elevados niveles de prolactina inhiben la producción de las hormonas foliculoestimulante (FSH) y luteinizante, lo que evita que la madre ovule y menstrúe y, por lo tanto, que se vuelva a quedar embarazada, aunque hay que advertir que no es un método anticonceptivo con un 100% de efectividad.

  • Por qué se elevan los niveles de prolactina

    Por qué se elevan los niveles de prolactina

    Existen diferentes razones por las que la prolactina puede estar alta sin que la mujer esté embarazada o dando el pecho, aunque hasta en un 30% de los casos es de causa desconocida (hiperprolactinemia idiopática). De forma fisiológica, es decir, sin que haya una enfermedad de por medio, la prolactina puede elevarse por:

    Pero, al margen de estas circunstancias, la hiperprolactinemia también puede estar provocada por algunas enfermedades:

    • Prolactinomas: son “tumores en la hipófisis, cuyas células producen prolactina y que en un 99% de los casos son benignos. Es la enfermedad más frecuente que causa hiperprolactinemia”, aclara el Dr. García Lozano. Los prolactinomas suelen ser pequeños –de menos de un centímetro de diámetro– y se conocen como microprolactinomas. En ocasiones, y con menos frecuencia, el tumor puede llegar a medir más de un centímetro y entonces se conocen como macroprolactinomas. “Los niveles de prolactina se correlacionan con el tamaño del tumor. De tal manera que, a mayor volumen, mayores concentraciones de esta hormona”, añade el ginecólogo del Hospital Virgen del Rocío.
    • Tratamientos farmacológicos: otra de las causas más frecuentes de hiperprolactinemia es el consumo de medicamentos antipsicóticos, antidepresivos y ansiolíticos, antihipertensivos, fármacos para los vómitos o antieméticos, los anticonceptivos con estrógenos o los opiáceos.
    • Otras enfermedades: existen varias patologías que pueden cursas con hiperprolactinemia, como tener una producción insuficiente de hormona tiroidea o hipotoroidismo, la insuficiencia renal crónica, la cirrosis o la epilepsia, y “enfermedades que afectan al hipotálamo y a la hipófisis, que es donde se produce la prolactina: traumatismos, radiación craneal y sarcoidosis”, apunta el ginecólogo.
  • Síntomas que alertan de prolactina alta

    Síntomas que alertan de prolactina alta

    Las mujeres con hiperprolactinemia presentan diferentes síntomas, algunos muy evidentes, y otros no tanto. Te explicamos en qué consisten los más habituales para que aprendas a identificarlos:

    La falta de estrógenos o hipoestrogenismo que se produce cuando la prolactina está alta provoca sequedad vaginal y disminución del deseo sexual, síntomas muy similares a los que la mujer experimenta en la menopausia.

    • Alteraciones menstruales e infertilidad

      “Afectan al 90% de las mujeres con hiperprolactinemia”, informa el ginecólogo del Hospital Virgen del Rocío. Cuando la prolactina está muy elevada, ocurre una situación similar a la de la lactancia: la hipófisis deja de producir las hormonas que intervienen en la ovulación. “Disminuye la producción de las hormonas foliculoestimulante (FSH) y luteinizante, que regulan el ciclo menstrual, alterando directamente la producción de estradiol por parte del ovario. El resultado es que aumenta el tiempo entre las reglas (oligomenorrea), o llegan a desaparecer (amenorrea)”, explica el Dr. García Lozano. La consecuencia es que “no hay desarrollo folicular en el ovario y no se produce la ovulación”, añade. Y si la mujer no ovula y no menstrúa, o lo hace de forma irregular, no se puede quedar embarazada, o es muy difícil que lo consiga.

    • Abortos

      La hiperprolactinemia también causa una insuficiencia del cuerpo lúteo, que es el encargado del mantenimiento de un posible embarazo, por lo que se puede producir un aborto espontáneo.

    • Galactorrea

      Es un síntoma muy evidente, ya que la galactorrea consiste en la producción y secreción de leche materna cuando la mujer no está embarazada ni amamantando a un bebé.

    • Disfunciones sexuales en la mujer

      La falta de estrógenos o hipoestrogenismo que se produce cuando la prolactina está alta provoca sequedad vaginal y disminución del deseo sexual, síntomas muy similares a los que la mujer experimenta en la menopausia.

    • Baja densidad ósea

      “La disminución de los niveles de estradiol puede producir a largo plaza disminución de la densidad ósea u osteoporosis”, afirma el doctor García Lozano.

    • Problemas de visión y cefalea

      Si la elevación de la prolactina se debe a un macroprolactinoma y el tumor presiona los nervios ópticos se presentan problemas en la vista y dolor de cabeza.

    • Menor producción de hormonas

      La presión del tumor puede provocar concentraciones bajas de otras hormonas de la hipófisis, como las tiroides y el cortisol.

    • Signos de prolactina alta en hombres

      Como hemos señalado, los hombres también pueden sufrir hiperprolactinemia. En en el caso de los varones, según el Dr. García Lozano, esta patología se debe “al consumo de fármacos”. Afecta a la producción de espermatozoides y ocasiona:

  • Cómo se diagnostica la hiperprolactinemia

    Cómo se diagnostica la hiperprolactinemia

    El diagnóstico de hiperprolactinemia se realiza con un análisis de sangre. En la muestra se determina la cantidad de prolactina en sangre. Los niveles normales varían en el hombre y en las mujeres embarazadas:

    • En mujeres no embarazadas: entre 4 y 23 µg/ml
    • En mujeres embarazadas: entre 34 y 386 µg/ml
    • En hombres: entre 3 y 15 µg/ml.

    Por último, y para descartar que se deba a prolactinomas, suele ser necesario realizar una resonancia magnética (RM) cerebral.

    Como se trata de una hormona muy sensible al estrés, o que incluso puede elevarse si el día anterior se han mantenido relaciones sexuales, cuando en la primera analítica los resultados están elevados, el médico suele recomendar otro análisis, llamado pool de prolactina, en el que la extracción de sangre se repite tres veces cada 20-30 minutos.

    Si tras esta prueba la concentración sigue alta, el Dr. García Lozano explica que se debe realizar un historial médico completo “para descartar situaciones que pueden provocar aumento de la prolactina, como el consumo de fármacos, o las causas fisiológicas”.

    Además, se realizan análisis para determinar la hormona estimulante de la tiroides (TSH), puesto que podría estar relacionada con hipotiroidismo.

  • Tratamiento para la hiperprolactinemia

    Tratamiento para la hiperprolactinemia

    “Existe tratamiento farmacológico muy efectivo para la hiperprolactinemia”, nos comenta el Dr. García Lozano. “La mayoría de los tumores o prolactinomas responde a los fármacos”, añade. Estas son las opciones disponibles para controlar los niveles altos de prolactina en el organismo:

    • Si la mujer desea un embarazo, el objetivo es tratar de restaurar la función ovárica y los ciclos ovulatorios. Existen fármacos llamados dopaminérgicos que inhiben la secreción de la prolactina, como la cabergolina, que según el Dr. García Lozano, “es el fármaco más eficaz y con menos efectos secundarios”. También se usa la bromocriptina. Con ellos, la mujer vuelve a ovular y puede quedarse embarazada. Además, como nos aclara el Dr. García Lozano, “los fármacos utilizados para tratar la hiperprolactinemia son seguros durante el embarazo, aunque en general se suspenden una vez lograda la gestación”.

    • Si la hiperprolactinemia está provocada por algún tratamiento farmacológico, el médico tratará de sustituirlo por otro similar, pero que no presente este efecto secundario.

    • Cuando la hiperprolactinemia se debe a algún tumor benigno en la hipófisis, y si los niveles de prolactina y los síntomas no mejoran con el tratamiento farmacológico, se puede recurrir a la cirugía para extirparlo.

Creado: 7 de junio de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD