PUBLICIDAD

Mente y emociones
Hipersomnia
Si a pesar de haber descansado bien por la noche te sientes agotado durante el día y necesitar reposar para recuperarte, podrías sufrir hipersomnia. Te explicamos cómo puedes prevenir este trastorno del sueño.
Escrito por Dr. Juan Moisés de la Serna, Doctor en Psicología

Qué es la hipersomnia

La hipersomnia es un trastorno del ciclo de sueño-vigilia normal –que suele coincidir con el de luz-oscuridad–, y en el que se produce una excesiva necesidad de dormir durante el día sin causa aparente que lo justifique, o en el que el sueño nocturno se alarga excesivamente llegando a las diez horas o más. Para considerar que se trata de hipersomnia, la alteración del sueño debe de mantenerse como mínimo un mes.

El sueño es fundamental para nuestra salud, no sólo para descansar de la fatiga del día, sino porque durante el mismo se activa en mayor medida nuestro sistema inmune, y se desarrollan una serie de procesos claves para el organismo. Normalmente este reposo se hace coincidiendo con la noche, aunque en algunos sitios también es costumbre tener un breve descanso a mitad del día, la siesta, una regularidad que se ve rota por la hipersomnia.

Se trata de un trastorno de origen desconocido, en el que los pacientes no muestran diferencias en el sueño a nivel neuronal, y presenta una baja incidencia en la población general –entre el 0,5 al 5% de los adultos–, afectando por igual a hombres y mujeres. Su inicio es temprano, normalmente entre los 15 y los 30 años, y si no se realiza un diagnóstico y tratamiento adecuados, se puede volver crónico, aumentando su frecuencia y el número de horas en las que duerme el paciente.

Síntomas de la hipersomnia

La manifestación más destacada y evidente de la hipersomnia, también denominada somnolencia prolongada o adormecimiento diurno excesivo, es precisamente el aumento significativo del número de horas que pasa el paciente durmiendo; ya sea porque su sueño nocturno se prolonga más allá de las ocho horas recomendadas en adultos, o porque también duerme unas cuantas horas durante el día a pesar de haber descansado suficiente por la noche.

Si no se realiza ningún tipo de intervención terapéutica para corregirlo, este trastorno se va volviendo crónico y el afectado aumenta progresivamente las horas dedicadas a dormir, y puede pasar de echarse una breve siesta, a tres, cinco, o más episodios diurnos de sueño, pudiendo llegar a permanecer dormido durante más horas de las que está despierto.

Aunque en principio esto no parece tener ninguna consecuencia sobre la salud del paciente, la hipersomnia sí va a afectar de forma importante a otros ámbitos de su vida como el laboral, el social, e incluso el familiar, que se van a deteriorar en función del aumento de horas de sueño o el número de ocasiones en que el paciente duerme durante el día.

De hecho, la pérdida del trabajo puede ser una de las consecuencias más graves a nivel profesional, pero también puede sufrir un accidente de tráfico mientras conduce, ya que la somnolencia aparece especialmente cuando se realizan tareas monótonas como conducir, o estar sentado en la silla de la oficina, haciendo así más probable que el paciente se duerma; en cambio las actividades que requieren de mayor esfuerzo físico le mantienen despierto pero le agotan.

Actualizado: 16 de Febrero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

17,5
millones de europeos de entre 15 y 64 años han consumido cocaína alguna vez
'Fuente: 'Informe Europeo sobre Drogas 2017: Tendencias y novedades' del Observatorio Europeo de las Drogas y Toxicomanías''