PUBLICIDAD

Amaxofobia: cómo superar el miedo a conducir
Conducir es una tarea cotidiana que hacemos casi sin pensar. Sin embargo, para algunas personas ponerse al volante supone una fuente de ansiedad intensa debido al miedo que les genera. Aprende cómo superar la amaxofobia.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Qué es la amaxofobia y síntomas de la fobia a conducir

Actualizado: 27 de noviembre de 2019

El miedo a conducir puede estar presente de muchas maneras y por diversos motivos en los conductores. Así, es frecuente que aparezca ante la inseguridad de un conductor novel, o tras sustos o percances en la conducción. Generalmente este tipo de miedos son pasajeros y con el tiempo se resuelven de forma progresiva. Pero cuando esto no sucede así o bien el temor es lo suficientemente intenso como para que la persona evite conducir o experimente un intenso malestar al realizarlo, hablamos de la amaxofobia o fobia a conducir.

Síntomas de la fobia a conducir: cómo saber si la sufres

La amaxofobia es un tipo de fobia asociada específicamente a la situación de conducir. El hecho de que sea una fobia, lo separa de un simple miedo ante este tipo de circunstancias. Es decir, como fobia, cumple los criterios de la misma:

  • Intenso nivel de ansiedad a la hora de conducir, que se traduce en una elevada activación psicofisiológica (palpitaciones, sudoración, incremento de la frecuencia respiratoria, tensión, etcétera) o pensamientos negativos asociados con el hecho de conducir (por ejemplo “me va a pasar algo”, “cada vez me pongo peor”, “Soy un inútil”).
  • Evitación: este hecho supone que la persona con amaxofobia evite o escape de las situaciones en las que debe conducir, o bien, las afronte con un nivel elevado de malestar.
  • Afecta a su día a día: el problema interfiere de forma significativa en su vida cotidiana, por que le impide viajar de forma autónoma, acudir al trabajo o llevar a los niños al colegio, o más aún si su desempeño profesional incluye la necesidad de conducir.

Perfil del afectado por amaxofobia

En estas personas es importante hacer el diagnóstico diferencial entre la amaxofobia y la agorafobia. Si bien la primera supone un temor específico a la situación de conducir, la segunda es un temor asociado a cualquier situación donde pudieran sufrir una crisis de ansiedad o ataque de pánico que les haría perder el control por miedo a morir súbitamente o a volverse loco. Cuando el temor a conducir es debido al miedo del sujeto por perder el control debido a la aparición de una crisis de ansiedad y que este hecho le suponga un accidente, estamos ante un caso de agorafobia y no de amaxofobia. No obstante, es frecuente que al ser ambos trastornos de ansiedad, la persona afectada cumpla criterios diagnósticos para ambos, ya que los trastornos de ansiedad presentan un elevado grado de asociación entre sí.  

Las personas con amaxofobia suelen cumplir un perfil básico como rasgo de personalidad. Estas personas suelen presentar un elevado rasgo de ansiedad que les lleva a interpretar diferentes situaciones como peligrosas o amenazantes, especialmente aquellas que suponen cierta ambigüedad o sobre las que no tienen el control absoluto. Este es el caso de la conducción, donde no podemos predecir por completo lo que va a ocurrir, los obstáculos que podemos encontrarnos (por ejemplo estas personas suelen temer perderse conduciendo) ni predecir el comportamiento del resto de los conductores.

Otros rasgos de personalidad menos determinantes, pero también presentes en las personas con amaxofobia son su tendencia al control y perfeccionismo, la inseguridad o dependencia hacia otras personas que consideren más fuertes que ellos y la emotividad excesiva (suelen ser personas muy emocionales).

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD