PUBLICIDAD

Alérgenos ocultos en alimentos

Los alérgenos ocultos son sustancias difíciles de detectar que los alimentos contienen en pequeña proporción, y que pueden causar desde molestias leves a anafilaxia en las personas alérgicas.
Alérgenos ocultos en alimentos, consejos para evitarlos

Se han identificado alrededor de 170 alimentos que causan reacciones alérgicas, pero el 90% de estas se deben a ocho alimentos.

La alergia alimentaria es un trastorno cada vez más frecuente en los niños, que son especialmente propensos a la alergia a la leche de vaca y al huevo, mientras que en los adultos predominan las reacciones frente a frutos secos, mariscos y pescados. El tratamiento de las alergias alimentarias se basa en evitar los alimentos que desencadenan los síntomas, sin embargo, los alérgenos ocultos, que se llaman así precisamente porque resulta difícil detectar su presencia en el alimento antes de su consumo, pueden causar desde molestias leves, a un problema de salud tan grave como la anafilaxia, si no se identifican a tiempo.

Los alérgenos ocultos se encuentran sobre todo en los alimentos procesados, a los que se les añaden ciertas sustancias para mejorar su aspecto, sabor, textura o color

Los alérgenos ocultos se encuentran sobre todo en los alimentos procesados, a los que se les añaden ciertas sustancias, como proteína de soja, caseína, gluten de trigo, extractos de levaduras, o derivados de maíz o avena, entre otras, para mejorar su aspecto, sabor, textura o color. Además, los pacientes con alergia al látex pueden verse afectados si comen alimentos que hayan sido manipulados por personas con guantes elaborados con este material, ya que se ha comprobado que se produce una transferencia de proteínas de látex a dichos alimentos, que serían ingeridas con la comida.

Aunque se han identificado alrededor de 170 alimentos que causan reacciones alérgicas, el 90% de estas reacciones se deben a ocho alimentos: cacahuetes, frutos secos, huevo, leche, mariscos, pescado, soja y trigo. En la Unión Europea, una directiva de 2003 obliga a informar en la etiqueta de la presencia de ingredientes como cereales con gluten, huevo, soja, leche, crustáceos y moluscos y sus productos derivados, cacahuetes, frutos secos, sésamo o sulfitos. Sin embargo, en ocasiones no se menciona la presencia del alérgeno cuando su cantidad es muy pequeña, o el consumidor no identifica su nombre con el alimento que le produce alergia.

Consejos para evitar los alérgenos ocultos

La Academia Europea de Alergia e Inmunología clínica (EAACI) estima que solo en Europa entre el 6 y el 17% de la población –más de 150 millones de personas– tiene algún tipo de alergia alimentaria; de ahí la importancia de extremar las precauciones para evitar los alérgenos ocultos en alimentos:

  • Pregunta al alergólogo cuáles son los alimentos e ingredientes específicos que debes evitar, y haz una lista para consultarla cuando hagas la compra o comas fuera de casa.
  • Fíjate muy bien en el etiquetado de los productos alimenticios, y en el caso de que tengas dudas o no reconozcas alguno de los ingredientes, no adquieras el producto.
  • En restaurantes o cafeterías infórmate siempre sobre los ingredientes del menú, incluidas las bebidas. Y mucho cuidado con las salsas.
  • No te automediques, y advierte al médico de tu condición de alérgico cuando te vaya a prescribir algún medicamento.
  • En el caso que el alérgico sea tu hijo informa a los profesores, cuidadores, y al resto de la familia o personas que tengan contacto con él, sobre sus problemas de alergia.
  • Procura cocinar con alimentos frescos y reducir el consumo de alimentos procesados o precocinados.
  • Ten en cuenta que uno de los alimentos más alergénicos, el huevo, se utiliza mucho en la industria alimentaria, y puede estar oculto en productos de panadería y pastelería.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD