PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Una dieta inadecuada incrementa el riesgo de sufrir gota

Plato de marisco

21 de Octubre de 2011

La gota está aumentando su incidencia en los países desarrollados, y los expertos lo atribuyen a una dieta inadecuada y a patologías relacionadas con el envejecimiento de la población. Esta enfermedad de carácter reumático afecta aproximadamente al uno por ciento de los adultos, cifra que llega a alcanzar el seis por ciento cuando se trata de varones mayores de 70 años, de acuerdo con los resultados de un estudio llevado a cabo en Estados Unidos.

Durante la celebración del XLI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Nefrología, el doctor José Luño, jefe del Servicio de Nefrología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid ha señalado que los jóvenes no siguen una dieta adecuada y esto, unido a otros factores como el sedentarismo, la obesidad, y un consumo excesivo de alcohol, incrementan las posibilidades de desarrollar gota.

Los ataques de gota pueden dejar secuelas, como daños en huesos y articulaciones, o la aparición de protuberancias alrededor de las articulaciones

La gota se produce cuando los niveles de ácido úrico en el organismo se encuentran muy elevados y esto se prolonga en el tiempo, bien por un incremento en su producción o porque no se elimina correctamente. La enfermedad se manifiesta con la inflamación repentina y dolorosa del dedo gordo del pie, aunque también puede producirse en otras zonas del pie, como el tobillo, o en las manos, rodillas…

Es frecuente que los ataques de gota se repitan una vez que un paciente ha sufrido uno, y que las nuevas crisis afecten a un mayor número de articulaciones. Con el tiempo, los ataques dejan secuelas, como daños en los huesos y las articulaciones, que pueden deformarse y ver reducida su funcionalidad, dolor, o la aparición de protuberancias alrededor de las articulaciones, que se conocen como tofos. Además, el exceso continuado de ácido úrico, la hiperuricemia, puede provocar a la larga la aparición de cálculos renales.

Tratamiento para la hiperuricemia

En el congreso se ha presentado un medicamento aprobado recientemente en España para tratar la hiperuricemia crónica, el febuxostat, que ha probado su eficacia en los ensayos realizados, al disminuir y mantener los niveles de ácido úrico de la mayoría de los pacientes tratados por debajo de 6,0 mg/dl, reduciendo significativamente los ataques de gota y los tofos.

El doctor Luño ha asegurado que se trata de un medicamento muy efectivo y bien tolerado por los pacientes, y que puede ejercer una acción positiva en aquellos enfermos con insuficiencia renal.

Fuente: COM SALUD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

70%
de los mayores de 50 años reconoce no tener un peso saludable
'Fuente: 'Informe “Cigna 360 Wellbeing Survey”''