PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Nutrición y diabetes
Una buena alimentación es una herramienta indispensable para el buen control de una enfermedad como la diabetes. La dieta de un diabético debe ir enfocada a ayudarle a normalizar sus niveles de glucemia.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Importancia de la dieta en la diabetes

Nutrición y diabetes

Una alimentación equilibrada puede ayudar a controlar los niveles de glucemia en la diabetes.

Una buena alimentación es una de las herramientas indispensables para el control de una enfermedad como la diabetes. La dieta ideal para el paciente diabético es aquella que se ajusta a las necesidades, gustos, nivel de actividad física y estilo de vida de cada uno.

Las recomendaciones de la dieta para un paciente diabético no difieren de la dieta para la población general, excepto en la necesidad de repartir la toma de los hidratos de carbono a lo largo del día y en el número de tomas.

Es recomendable que el paciente comprenda su dieta y los principios en los que se basa, para que sea capaz de diseñar sus propios menús y de tomar decisiones importantes respecto a su alimentación. Cuando el profesional le diseñe una dieta, el paciente diabético puede y debe realizarla libremente planificada, una vez ha recibido las directrices adecuadas. De esta manera va a poder intercambiar diariamente unos alimentos por otros para confeccionarse el menú adecuado a sus posibilidades.

Los objetivos básicos que debe cumplir una dieta en la diabetes son:

  • Ser nutricionalmente completa (dieta equilibrada).
  • Mantener o acercar el peso al ideal.
  • Contribuir a normalizar los niveles de glucemia.
  • Atenuar el riego cardiovascular (niveles de lípidos y tensión arterial).
  • Contribuir a mejorar el curso de las complicaciones que puedan presentarse.
  • Adaptarse a los gustos de los pacientes.

Un acercamiento a la diabetes

La diabetes es una enfermedad en la que el cuerpo es incapaz de usar y almacenar apropiadamente la glucosa, lo que provoca su permanencia en sangre en cantidades superiores a las normales. Esta circunstancia altera, en su conjunto, el metabolismo de los hidratos de carbono, los lípidos y las proteínas.

Los dos tipos más frecuentes de diabetes son: la tipo 1 y la diabetes de tipo 2.

Los síntomas, entre otros, que pueden aparecer son: sed, aumento de la cantidad de orina, aumento del apetito, picores, infecciones o enfermedades cardiovasculares asociadas.

Para controlarlos, el tratamiento de la diabetes se basa en seis pilares fundamentales:

  • Plan de alimentación.
  • Plan de ejercicio físico.
  • Medicación.
  • Hábitos generales de higiene.
  • Plan de autocontrol.
  • Controles periódicos.

Actualizado: 28 de Noviembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Diabetes
 

Especial

Diabetes

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de las españolas tiene un déficit de vitamina D, que aumenta en invierno y primavera
'Fuente: 'VI Reunión Científica de Ginecología Privada (GINEP)''