PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Foam roller
El rodillo de foam rolling conseguirá completar tu actividad física disparando tus resultados y reduciendo el riesgo de lesiones. No te pierdas todo lo que puede ofrecerte un foam roller, un must imprescindible en el gym.
Escrito por L. García, Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio

Consejos para comprar un foam roller y saber utilizarlo

Foam roller

Si eres principiante en el uso del foam rolling lo mejor es que busques uno blando para que la musculatura se acostumbre a la presión.

Lo más importante antes de empezar a utilizar el rodillo de foam rolling de manera terapéutica es ponerse en contacto con algún fisioterapeuta para que enseñe la técnica apropiada para tratar de paliar el dolor o la molestia sin que el uso de esta técnica resulte más perjudicial que beneficiosa. Además, debe ser un experto quien marque los tiempos de las sesiones, ya que no se debe realizar en las zonas dañadas hasta que el dolor remita.

La presión que se realiza en la musculatura para trabajar con el foam roller hace que se pueda clavar el músculo en los huesos (sobre todo en las extremidades) y provoque un dolor muy punzante. Ni es normal ni es bueno. Si surge esta situación, lo que se debe hacer es añadir más puntos de apoyo para repartir el peso y que no sufra tanto una parte del cuerpo; hay que realizar un reparto de fuerzas (como cuando se va a la compra y se reparte el peso de la manera más equitativa entre los dos brazos).

Lo más habitual para quien practica foam rolling es trabajarlo planteándolo para después del entrenamiento, debido a que está especialmente diseñado para estirar la musculatura y, en muchos casos, se entiende como una manera de reducir la actividad cardiovascular hasta llegar al punto de origen de antes del inicio del entreno. Sin embargo, lo más adecuado es reservar 5 o 10 minutos antes de empezar el ejercicio para el rodillo de foam rolling para estirar los músculos y calentarlos.

Una de las cosas más cotidianas para muchos practicantes de deporte es tener establecidos días concretos para el ejercicio (por ejemplo, lunes-miércoles-viernes) y el resto de días tomárselos de descanso. El foam rolling nunca lleva más de 20 minutos al día, puede durar incluso menos de cinco minutos, por lo que se puede incluir su uso también en las jornadas de descanso.

Cómo elegir el foam roller adecuado para cada persona

Si se es un amateur del foam rolling lo idóneo es buscar uno blando para que la musculatura se acostumbre a la presión y no se sienta un dolor que haga que se desista rápidamente de esta técnica.

  • Existen rodillos de foam roller lisos preparados para un trabajo muy general, para un trabajo pensando más en el estiramiento y en la recuperación muscular.
  • Luego estarían aquellos que siendo regulares no son lisos (generalmente tiene cuadros o rectángulos de mayor o menor relieve) que son más adecuados para potenciar la musculatura sin descuidar el trabajo de recuperación y elasticidad.
  • Por último, estarían los foam rollers irregulares, más específicos, que están diseñados pensando en zonas puntuales del cuerpo y en la recuperación de lesiones de esos puntos.

Debido a que se encuentra fácilmente en muchas grandes tiendas de deportes y que en Internet se puede encontrar casi cualquier tipo, el precio del foam roller no va a ser muy alto, oscilando entre los 20 y los 50 euros.

Actualizado: 16 de Enero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

L. García

Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio
L. García

PUBLICIDAD

Salud en cifras

20%
se reduce el riesgo de estrés si te desplazas en bicicleta a trabajar o a estudiar
'Fuente: 'l Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)''

PUBLICIDAD