PUBLICIDAD

Foam roller
El rodillo de foam rolling conseguirá completar tu actividad física disparando tus resultados y reduciendo el riesgo de lesiones. No te pierdas todo lo que puede ofrecerte un foam roller, un must imprescindible en el gym.
Escrito por L. García, Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio

Contraindicaciones del foam rolling

Foam rolling

Nunca se debe trabajar con el rodillo sobre las articulaciones ni los huesos.

Aunque el foam roller empieza a verse en cada sesión de ejercicios fitness o en multitud de clínicas de fisioterapia y recuperación muscular, es importante que conozcamos que la práctica del foam rolling tiene también unas contraindicaciones que se deben tener en cuenta para no cometer errores que puedan repercutir negativamente en la salud:

  • El trabajo que realiza el foam roller está pensando para la musculatura, la fascia y los puntos gatillos, nunca para las articulaciones ni para los huesos. Es decir, no se puede trabajar con el rodillo sobre ellas porque se dispara el riesgo de lesiones.
  • Cuando la lesión es muy reciente, no se aconseja su uso, ya que el cuerpo no está todavía preparado para aguantar tanta presión. El momento para empezar lo debe decidir un médico o un fisioterapeuta.
  • En las heridas abiertas no se debe utilizar un foam roller porque se multiplica el riesgo de que éstas se abran más o que se vuelvan a abrir si no han cicatrizado aún.
  • Al trabajar el foam roller mejorando el riego sanguíneo, hay que mantener un cuidado extremo en el caso de sufrir problemas circulatorios. En este caso, lo mejor es siempre acudir al médico y que sea él que conoce la salud de cada paciente, quien exponga los riesgos que supondría el foam rolling y si es o no adecuado practicarlo.

Actualizado: 21 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD