PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

Advierten de los riesgos del consumo de anabolizantes

Para conseguir lucir una buena musculatura, muchos adolescentes y jóvenes de entre 13 y 25 años recurren a los anabolizantes, unas sustancias que pueden originar problemas de salud si se consumen habitualmente.
Pesas y cápsulas

El consumo de anabolizantes puede causar diversos problemas de salud.

19 de Noviembre de 2014

El actual canon de belleza masculino se basa en lucir una buena musculatura, y para conseguirlo muchos adolescentes y jóvenes de entre 13 y 25 años no dudan en recurrir a los anabolizantes, unos productos que pueden originar importantes problemas de salud si se consumen habitualmente y sin control médico.

La obsesión por tener un físico musculado, que cuando se convierte en patológica se conoce como vigorexia, hace que algunas personas no se conformen con machacarse en el gimnasio a diario y seguir una dieta especialmente orientada a lograr un cuerpo musculoso, sino que además emplean anabolizantes de todo tipo –tanto inyectados como orales–, que sirven para reducir la grasa corporal e incrementar la masa muscular.

En España los esteroides anabolizantes solo se pueden adquirir bajo prescripción médica justificada, pero se consiguen fácilmente a través de Internet, y en muchos gimnasios se trafica con ellos

Las esteroides anabolizantes, advierten los expertos, son peligrosos para la salud. En España solo está permitido adquirirlos bajo prescripción médica justificada, y generalmente se administran a pacientes que han sido intervenidos quirúrgicamente y han permanecido inmovilizados durante un prolongado periodo de tiempo, por lo que necesitan ganar masa muscular rápidamente. Sin embargo, estos productos se pueden conseguir fácilmente a través de Internet, y en muchos gimnasios se trafica con ellos.

Como explica Pedro Manonelles, presidente de la Federación Española de Medicina del Deporte (Femede), consumir estas sustancias, sobre todo en el caso de los jóvenes, tiene consecuencias perjudiciales para la salud, como alteraciones del metabolismo, sufrimiento hepático, o mayor riesgo de desarrollar cáncer o enfermedades cardiovasculares, entre otros trastornos, y además, añade, causan adicción y alteran la fertilidad y la libido.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD