PUBLICIDAD

Embarazo
Donación de semen
La donación de semen permite ayudar a personas con problemas reproductivos a tener un hijo biológico. Os explicamos los requisitos necesarios para ser donante y en qué consiste este minucioso proceso.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Qué es la donación de semen

Los problemas de fertilidad masculina pueden truncar el sueño de ser padres de muchas parejas; de hecho, según datos de la Sociedad Española de Fertilidad, el factor masculino como único responsable supone alrededor del 40% de las consultas en las clínicas de reproducción asistida. Sin embargo, bajo una regulación legislativa específica y cumpliendo una serie de requisitos, un hombre puede ser donante de semen y de este modo ayudar a tener un hijo biológico (aunque con diferente material genético) a muchas personas con este tipo de problemas, o incluso a aquellas con riesgo de transmitir alguna enfermedad genética a sus descendientes, o con determinados condicionantes de salud que lo impiden.

Actualmente, además, han aumentado los tratamientos en los que el semen de donante es necesario, debido a los nuevos modelos de familia. “Si desde el principio las parejas heterosexuales en las que el marido tenía un bajo recuento espermático se beneficiaban de estas donaciones, actualmente hay que incluir a todas las mujeres que abordan la maternidad por sí solas, y a las parejas homosexuales que desean descendencia”, apunta Luis Gijón Tévar, embriólogo del laboratorio FIV de Valencia.

La donación de esperma en España es voluntaria, anónima y altruista, a pesar de que se obtiene una compensación económica por las molestias que puedan derivarse del proceso (unos 50 euros por cada muestra donada). Concretamente, tal y como indica Luis Gijón, “por cada muestra que se entrega se gratifica en concepto de molestias o desplazamiento. El procedimiento habitual es pagar el 50% tras la donación y el 50% restante a los seis meses, después de la última analítica”.

Además, el experto aconseja que “tanto el donante como el paciente acudan a un lugar especializado que les inspire confianza y donde se encuentren a gusto; una clínica o un banco de semen donde puedan dirigirse a un sanitario para que les explique los pormenores del proceso que, si bien es siempre similar, está adaptado a los procedimientos internos de cada centro”. 

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Amparo Luque

Periodista experta en embarazo e infancia
Amparo Luque

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

52,4%
se ha reducido la concentración espermática en los hombres occidentales en los últimos 40 años
'Fuente: 'Human Reproduction Update''