PUBLICIDAD

Bebés y niños
Estereotipos de género
Los estereotipos de género se inculcan de manera inconsciente desde el nacimiento. Son ideas preconcebidas, heredadas de un modelo social anticuado, que determinan la vida de los niños y niñas en función de su sexo.
Escrito por Celia Rodríguez Ruiz, Psicóloga clínica sanitaria, especialista en pedagogía y psicología infantojuvenil

Qué son los estereotipos de género

Un estereotipo es una creencia que atribuye características específicas a los miembros de un grupo, generalmente de manera arbitraria, basándose en ideas compartidas y, aunque sin ninguna base, comúnmente aceptadas. Los estereotipos de género hacen referencia a aquellas creencias arraigadas fuertemente en la sociedad acerca de cómo son, o como deben ser, las mujeres y los hombres. Son creencias que dictan los roles que los hombres y mujeres han de desempeñar en la sociedad a la que pertenecen. Un problema que puede empezar desde que nacen, incluso con el arquetípico niños de azul, niñas de rosa.

Características que definen los estereotipos de género

Los estereotipos tienen unas características definitorias, que nos alertan de antemano de la problemática que conllevan.

  • Son compartidos por mucha gente.
  • No son conscientes.
  • Atribuyen rasgos, actitudes, o comportamientos claramente diferentes para cada género.

La mayoría de la gente determina de manera inconsciente el rol que deben desempeñar los hombres y las mujeres. Al ser una actitud inconsciente, difícilmente será corregida, ya que solo se puede combatir aquello de lo que se es consciente. Al ser compartidos por muchas personas, los estereotipos adquieren fuerza y credibilidad, como si de una prueba irrefutable se tratase.

Clasificación de los estereotipos de género

Cualquier estereotipo es, por definición, irracional y peligroso y, por lo tanto, podría tildarse de negativo. Considerando esto, podemos aun así clasificar los estereotipos como positivos, negativos, o neutros:

  • Estereotipos positivos. Serían aquellos que suponen características positivas en un género determinado, como por ejemplo: "las niñas son más buenas".
  • Estereotipos neutros. Serían aquellos que suponen características sin ningún juicio de valor, ni positivo, ni negativo; por ejemplo: "los alemanes son rubios".
  • Estereotipos negativos. Serían aquellos estereotipos que atribuyen a un género características cuyo valor es negativo. Por ejemplo: "las niñas no son buenas en los deportes".

Cualquier estereotipo, sin importar sus características, es irracional y puede suponer graves consecuencias negativas para los afectados. Los estereotipos de género definen el rol de una persona en función de su sexo y, con ello, están estableciendo las metas y expectativas sociales tanto del hombre como de la mujer. De este modo se marcan una evolución y desarrollo diferentes desde la infancia, que dan lugar a situaciones de desigualdad y de discriminación. En este proceso no importa si se trata de un estereotipo positivo, negativo, o neutro, porque de igual modo va a marcar las actitudes futuras de ambos géneros. Las niñas serán buenas, cariñosas, preocupadas por las tareas del hogar, poco deportistas…; y en cambio los niños serán activos, traviesos, deportistas, desordenados…

Estas características les serán atribuidas con una fiabilidad tan grande que no dejará lugar a dudas. Tan fiables son los estereotipos que serán asumidos con una pasividad asombrosa por ambos géneros desde la más tierna infancia. Y el que en un acto de valentía no se deje atrapar por los estereotipos de género será tachado y etiquetado por los demás.

Estereotipos de género más comunes

Entre los estereotipos más comunes asignados a cada uno de los géneros destacan:

Estereotipos de género masculinos:

  • Estabilidad emocional
  • Agresividad 
  • Objetividad y racionalidad
  • Dinamismo
  • Carácter dominante
  • Valentía
  • Aptitudes intelectuales y deportivas
  • Fortaleza
  • Franqueza
  • Eficacia
  • Tendencia al riesgo y a la aventura
  • Aptitud para las ciencias 

En cambio los estereotipos femeninos más habitualmente utilizados serían:

  • Inestabilidad emocional
  • Intuición
  • Falta de control sobre sí mismas y sus estados emocionales
  • Frivolidad
  • Pasividad
  • Irracionalidad
  • Ternura
  • Sumisión, dependencia, debilidad 
  • Aptitud para las letras y las actividades manuales 

Actualizado: 3 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga clínica sanitaria, especialista en pedagogía y psicología infantojuvenil
Celia Rodríguez Ruiz

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

88%
de los anuncios de la tele incumplen el código para prevenir la obesidad infantil
'Fuente: 'Revista Public Health''