Google+
YouTube

Dieta y nutrición

Nutrición y hepatitis
La hepatitis puede afectar a la absorción de nutrientes. Toma nota de nuestros consejos para seguir una dieta adecuada, que ayude a reducir la carga de trabajo del hígado, y favorecer así tu recuperación.

Alimentos permitidos para el enfermo de hepatitis

Estos son algunos de los alimentos permitidos para el enfermo de hepatitis. Adjuntamos también un sabroso menú recomendado para pacientes hepáticos:

  • Frutas (manzanas, peras, naranjas, plátanos, ciruelas, fresas, melocotones, mandarinas, melón, sandía, piña, albaricoques, kiwis, uvas...).
  • Verduras y legumbres (espinacas, judías verdes, alcachofas, espárragos, patatas, lechuga, pepinos, cebollas, pimientos, escarola, endibias, guisantes, lentejas, garbanzos, alubias).
  • Lácteos (leche, queso, yogures...). Mejor si son desnatados o semi-desnatados para reducir la ingesta de grasas.
  • Huevos.
  • Aceite de oliva.
  • Frutos secos (nueces, almendras, avellanas...).
  • Pan, arroz, pastas (sobre todo integrales), maíz.
  • Carnes magras (conejo, pollo sin piel, pavo, ternera blanca).
  • Pescados.
  • Azúcar y dulces (con moderación). Hay que decantarse por los postres y dulces caseros porque los productos industriales contienen grasas que hay que evitar.
  • Miel.

Ejemplo de menú para pacientes hepáticos

Indicado para enfermos de hepatitis.

Desayuno

  • Zumo de naranja, café o té.
  • 1 Tostada de pan integral con dos cucharadas de mermelada.
  • Cereales con leche.

Comida

  • Ensalada y arroz blanco rehogado con ajo.
  • Una ración de pollo asado sin piel con patatas asadas o cocidas.
  • Una rebanada de pan integral
  • Un plátano.

Merienda

  • Un vaso de leche con galletas integrales.

Cena

  • Alcachofas cocidas.
  • Dorada al horno.
  • Una rebanada de pan integral.
  • Una manzana.
 

Temas en este artículo

Actualizado: 27/06/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Pilar Benítez

Experta en nutrición energética

“Mi método da claves para entender qué efectos nos hace lo que comemos, y ayuda a escoger cada alimento con un sentido y un propósito.”

 

60% del calcio de la dieta no llega a incorporarse a los huesos

El organismo lo elimina de forma natural, y para conseguir la cantidad recomendada diaria, y que el calcio se fije a los huesos, se deben incluir otros nutrientes en la dieta, como las vitaminas D y K .

Fuente: 'Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM)'

 

PUBLICIDAD