PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Patinaje
El patinaje es una actividad de ocio que nunca deja de estar de moda. Tipos, beneficios, material, protecciones... descubre los entresijos de esta práctica deportiva saludable y divertida a parte iguales.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

¿Cómo comprar unos patines?

Cómo comprar unos patines

A la hora de adquirir unos patines debemos fijarnos en la guía, los rodamientos, las ruedas, el cierre y el freno.

En el mercado se puede encontrar patines desde los 50 euros hasta los 300 euros para fitness, término que se utiliza para referirse a la práctica recreativa. El precio aumenta cuanto más especializada sea la disciplina. Aun así, antes de hacer un desembolso, conviene probar. Existen clases de iniciación en las que incluso se alquilan los patines, tanto sobre ruedas como hielo, por menos de 20 euros.

Una vez decididos a introducirse en este deporte, toca elegir tus propios patines. Lo más importante es sentirlos cómodos, deben quedar ajustados al pie y contar con refuerzo en la zona del tobillo para evitar lesiones. A partir de aquí, los extras dependerán del tipo de uso. Aunque lo mejor es que un experto te aconseje, estas son las cosas en las que debes fijarte a la hora de escoger patines:

Guía

Es difícil encontrar un patín con una guía (eje en el que van montadas las ruedas) que no sea de material plástico por menos de 100 euros (aunque lo normal es que se sitúen por encima de los 150 euros). Para un uso esporádico, es decir, alrededor de una hora a la semana, es suficiente. Sin embargo, este tipo de guías son más endebles que las de metal y con los golpes o las caídas, si bien no se deforman, sí se corre el riesgo de que se rompan. Además, al tratarse de plástico, también hay un mayor riesgo de que la guía se desplace y, por tanto, entorpezca el deslizamiento. Las guías de metal son más caras, pero también más resistentes a los golpes.

Rodamientos

Otro aspecto fundamental es el tipo de rodamientos, que serán los encargados de reducir la fricción de las ruedas y, por tanto, de facilitar el desplazamiento. Se mide en ABEC (Annular Bearing Engineers Committee) y va acompañado de los números impares del uno al nueve, siendo el primero el más bajo y el último el más alto. Aunque se considera que el uno es el peor y el nueve el mejor, hay que tener en cuenta que esta graduación simplemente denomina la sensibilidad del rodamiento o la facilidad del desplazamiento, es decir, un patín ABEC 1 se desliza menos que un ABEC 9. Prácticamente ya no se venden ABEC 1, y para uso recreativo lo normal es ABEC 5 o ABEC 7. Para los principiantes, es recomendable utilizar ABEC 3 o 5, ya que el 7 resultará demasiado sensible. Un ABEC 9 ya es casi para profesionales.

Rodamientos de los patines

Además, los números más altos no sólo son más sensibles al desplazamiento, sino que también se rompen más fácilmente si no se utilizan adecuadamente, por lo que es muy importante utilizar un rodamiento adecuado al nivel de cada patinador. Es aconsejable aprender a patinar con un modelo de gama más baja (menos de 100 euros) y ABEC 3 o 5, para luego ya utilizar un modelo superior. Unos patines de gama media bien cuidados y usándolos regularmente tienen una vida media de entre cuatro y cinco años.

Las ruedas

Contar con unas ruedas adecuadas también es importante. Hay que tener en cuenta la dureza y el tamaño. Para uso recreativo, lo ideal es que sean de entre 74 y 78 milímetros. Las más grandes pueden superar los 100 milímetros y se utilizan para modalidades de velocidad, aunque a mayor tamaño menor manejabilidad, por lo que no son aptas para fitness.

La dureza en las ruedas está indicada con la letra A y debería situarse entre el número 80 y el 83. Por ejemplo, un 74A son ruedas blandas, que se agarran más al terreno, pero también se desgastan mucho más rápido que unas 90A, que son ruedas duras, y que si bien duran mucho más tiempo, se despegan del suelo con más facilidad y, por tanto, es necesario tener una técnica muy depurada.

El cierre

Cierre de los patines

También existen modelos diferentes en el cierre de la bota. Lo más importante es probarla y ver que se ajusta bien al pie. Hay modelos con cordones, con hebillas y con ambos cierres a la vez. Generalmente, los cordones solos no son suficientes para un buen ajuste, siendo preferibles las hebillas de plástico. Aun así, lo mejor es intentar combinar ambos sistemas, con hebillas en la zona superior de la bota y cordones en la inferior, ya que en esta zona las hebillas sufren más (por culpa de los golpes) y suelen partirse.

Freno

Cuando un principiante se acerca a comprar unos patines por primera vez, la pregunta habitual suele ser: “¿Con o sin freno?”. Si nunca se ha patinado antes, los expertos recomiendan aprender con el freno, un taco que lleva colocada una de las botas en la parte trasera. Este freno puede quitarse con facilidad una vez que se ha adquirido la técnica suficiente para frenar con los patines sin utilizar el freno.

Actualizado: 29 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Laura Saiz

Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar
Laura Saiz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

20%
se reduce el riesgo de estrés si te desplazas en bicicleta a trabajar o a estudiar
'Fuente: 'l Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)''

PUBLICIDAD