PUBLICIDAD

Embarazo
Parto en casa
Parir en casa en lugar de en un hospital es una opción considerada por las parejas que prefieren que este momento sea algo íntimo. Antes de decidirse hay que conocer los riesgos que conlleva y cómo se planifica.
Escrito por Carmen Moreno, Periodista especializada en Salud, Embarazo, Infancia y Tercera Edad

Riesgos de parir en casa

Riesgos de parir en casa

Dar a luz en casa entraña ciertos riesgos que debes conocer.

Un estudio español reciente, elaborado por un equipo multidisciplinar dedicado al embarazo, parto y posparto, y basado en los datos del registro de partos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) entre 1995 y 2009, concluye que los riesgos de parir en el domicilio son prácticamente iguales que los que se dan en el hospital, siempre que se trate de un parto de bajo riesgo y sea atendido por una matrona o profesional sanitario.

El Colegio Oficial de Enfermería de Barcelona ha elaborado una guía de asistencia al parto dirigida a las matronas que se dedican al parto y el posparto domiciliario, en la que se especifican los requisitos básicos que deben cumplirse. Estos son algunos de los más importantes a tener en cuenta para que el parto en casa sea seguro:

  • La normalidad del embarazo ha de mantenerse durante todo el proceso. En caso de aparecer algún inconveniente, tanto para la salud de la madre como del bebé, serán los profesionales médicos los que valoren de manera individual cada caso, y lo atiendan o deriven si lo consideran pertinente.
  • La gestación debe ser de un solo bebé. Los embarazos múltiples pueden suponer un mayor riesgo.
  • El parto ha de sucederse entre las 37 y 42 semanas de gestación. Si es prematuro es mejor que se realice en un hospital.
  • El bebé debe estar colocado con la cabeza hacia abajo. Si está de nalgas resultará más complicado. Esto se puede saber con antelación, por lo que si la postura no fuera idónea el ginecólogo derivaría al hospital previsto.

Aunque estas premisas, así como que el parto sea asistido por profesionales de la salud, son una garantía de seguridad, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) mantiene que los partos en España se tienen que hacer en un ámbito hospitalario porque, durante el proceso, pueden surgir complicaciones imprevisibles, que no se resolverán en el domicilio de manera eficaz y rápida. Así lo explica el presidente de la sección de medicina perinatal de la SEGO, Txanton Martínez-Astorquiza: “Un parto que a priori parece normal, puede convertirse en una catástrofe por hemorragias, hipertensión, aguas teñidas, falta de riego sanguíneo en el bebé, retención placentaria, etcétera, y en un hospital las posibilidades diagnósticas y terapéuticas son mejores".

Otro motivo es que, "tampoco existen las condiciones óptimas para un adecuado traslado de la paciente a un clínico si se produce una emergencia o una complicación importante”. Por ello, si a pesar de todo, la mujer decide parir en casa, este experto aconseja que, además de asegurarse de que será atendida por profesionales cualificados, elija un lugar que no esté muy aislado, para que puedan trasladarla a un hospital a la mayor brevedad posible en caso de que hubiera algún riesgo para el bebé o la madre.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

Escrito por:

Carmen Moreno

Periodista especializada en Salud, Embarazo, Infancia y Tercera Edad
Carmen Moreno

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8,6%
de los bebés que nacieron en España en 2015 fueron concebidos gracias a técnicas de reproducción asistida
'Fuente: 'Ministerio de Sanidad''

PUBLICIDAD