Parto de gemelos: cómo prepararte para un parto múltiple

El parto es un momento de euforia, de amor… pero también de miedo y de nervios, que se amplifican cuando el embarazo es gemelar. Respondemos tus dudas sobre cómo se desarrolla el parto múltiple para ir preparada y segura.
Parto de gemelos

Actualizado: 26 de noviembre de 2021

Cuando en la primera ecografía a la madre le anuncian que en lugar de un bebé vienen dos o más la primera reacción suele ser de incredulidad y sorpresa, alegría, incluso euforia, sobre todo si el embarazo de los gemelos llega tras un duro tratamiento de fertilidad, y al mismo tiempo incertidumbre, preocupación y ansiedad. Que dos bebés (o más) crezcan en la tripa suele ser un poco más complicado. De hecho, el embarazo se considera de alto riesgo, lo que significa que las revisiones obstétricas son más frecuentes y a menudo se realizan en un hospital. El parto múltiple también es más complejo y estresante: dar a luz mellizos supone un gran esfuerzo físico y psíquico para el que conviene estar preparada, y saber qué va a ocurrir ayuda a afrontarlo con mayor seguridad, por ello intentaremos resolver tus dudas a continuación.

Es imposible saber cómo va a discurrir el nacimiento de tus hijos. Los partos son situaciones muy imprevisibles, ya venga un bebé o dos. Pero conocer con antelación a partir de cuándo es probable que tus pequeños nazcan; dónde… ¿en un paritorio o en un quirófano?; o cómo los médicos sabrán que tus bebés se encuentran bien… te hará sentir más serena y tranquila para disfrutar de ese gran acontecimiento que es el nacimiento de tus pequeños y ver su carita por primera vez.

12 dudas comunes sobre los partos de gemelos

¿A partir de cuándo mis bebés están colocados para nacer?

Parto de gemelos

A partir de la semana 34ª en la ecografía se puede observar cómo tus hijos están colocados para nacer, es decir, cuál es su presentación de cara al parto: de cabeza o cefálica, de nalgas, transversa… Les queda muy poco espacio para hacer el saltimbanqui. Por eso no es probable que a partir de esta semana, el primer bebé, el que está más cerca del canal del parto, decida hacer piruetas y cambiar de postura, sobre todo si está encajado, con su cabecita dentro de tu pelvis. Con mucho podrá ejercitar boxeo y fútbol con sus brazos y piernas, poco más. El segundo bebé, en cambio, al no estar encajado, tiene más libertad de movimiento. Incluso es posible que en el mismo parto decida que está cansado de la postura adoptada y que se dé la vuelta. “El cambio de presentación del segundo bebé ocurre en un 20% de los casos y lo confirmamos mediante ecografía”, apunta la Dra. María de la Calle Fernández-Miranda, jefa de sección de Obstetricia y responsable de embarazos gemelares del Hospital Universitario La Paz, de Madrid.

¿Cuándo van a nacer los gemelos?

Cuándo van a nacer los gemelos

Ten preparada la maleta que vas a llevarte al hospital en el séptimo mes de embarazo. Te explicamos por qué: en los embarazos gemelares la gestación no llega a las 40 semanas, y el parto se adelanta entre las 35 y 37 semanas. “Con la sobredistensión del útero las contracciones de parto aparecen antes de tiempo y hay más riesgo de rotura de membranas prematuras”, afirma la Dra. María de la Calle Fernández-Miranda. Además, a veces, las complicaciones que aparecen en estos embarazos, como la colestasis intrahepática, la preeclampsia o el crecimiento intrauterino retardado (CIR), obligan adelantar el nacimiento de los pequeños.

Como nos comenta la Dra. Raquel Senosiain, especialista del Servicio de Ginecología y Obstetricia de la Fundación Jiménez Díaz, de Madrid:

  • Un 60% de las gestaciones gemelares nace antes de la 37ª semana.
  • Un 20% nace antes de la 34ª semana.
  • Un 10% antes de la 32ª semana.
  • Un 5% en la 28ª.

¿Y si llega la semana 37 y no me pongo de parto?

Mujer embarazada de gemelos esperando a ponerse de parto

Pero… ¿qué ocurre si llega a la semana 37ª y no te pones de parto? Si las ecografías y el cardiotocógrafo confirman que tus bebés se encuentran bien, se les mantiene dentro de tu útero, calentitos y protegidos, hasta la semana 38ª. Pero a partir de entonces, los estudios afirman que pueden surgir complicaciones, por lo que se suele inducir el parto. Hay dos excepciones:

  • Cuando los bebés comparten bolsa y placenta (monoamnióticos y monocoriales): el parto se adelanta a la 32ª semana y para ayudar a que los pulmones de los bebés terminen de madurar se administran corticoides a la madre
  • Cuando los bebés comparten solo la placenta (monocoriales): la gestación se finaliza hacia la semana 36ª.

¿Cuánto tiempo durará el parto múltiple?

Tiempo que dura un parto múltiple

La duración de los partos de mellizos varía mucho de una mujer a otra, incluso de un embarazo a otro, como sucede con las gestaciones de un solo bebé. Las fases son las mismas que en un parto único: dilatación, expulsivo y alumbramiento. El expulsivo y el alumbramiento son más largos, puesto que nacen dos bebés y se extraen dos placentas. El tiempo entre el nacimiento del primogénito y de su hermano será de entre 5 y 30 minutos. Si en ese tiempo el segundo bebé no nace, se practica una cesárea. No se corre ningún riesgo.

¿En el parto gemelar, ¿cuándo tengo que ir a la maternidad?

Mujer embarazada de gemelos espera en maternidad

Tal y como ocurre con los embarazos únicos, la rotura de la bolsa amniótica o las contracciones rítmicas y regulares son los síntomas del parto. Pero cuando hay dos bebés en camino, no hay que demorarse. Deberás ir a la maternidad si rompes la bolsa o cuando tengas contracciones rítmicas que no paran aunque estés en reposo durante una hora. Las contracciones en la dilatación, como nos indica la doctora Raquel Senosiain Echarte, son más frecuentes, pero duran menos. Por eso, esta fase es más larga “en comparación con el parto de gestaciones únicas”. Según esta ginecóloga, un 35-40% de los partos gemelares finaliza con una cesárea, precisamente porque el parto no progresa.

¿Dónde daré a luz a los gemelos: en un paritorio o en un quirófano?

Dónde dará a luz una mujer embarazada de gemelos

Puedes estar tranquila: tanto si tus bebés nacen por vía vaginal como por cesárea, estarás muy vigilada. “La atención del expulsivo siempre debe hacerse en un quirófano porque así está más controlado. Nunca se sabe si el parto va a tener un desarrollo normal o no”, afirma la Dra. María de la Calle Fernández-Miranda. Si en un parto con un solo bebé puede surgir cualquier contratiempo, el riesgo es mayor cuando vienen dos bebés. “Algunas veces, tras la salida del primer gemelo, el segundo puede cambiar de posición y es necesario realizar algunas maniobras, como la versión externa o interna”, dice la Dra. de la Calle. Para esta práctica es imprescindible contar con un ecógrafo. “Además, tras la salida del primer bebé por vía vaginal, en un 5% de los casos tenemos que hacer una cesárea en el segundo por sufrimiento fetal, prolapso de cordón, cierre del cérvix uterino…”, añade. Si estas complicaciones ocurren en un quirófano, está todo listo para intervenir en ese momento.

En un parto de gemelos deberás ir a la maternidad, si rompes la bolsa o cuando tengas contracciones rítmicas que no paran aunque estés en reposo durante una hora

Pero en el parto no solo cuenta la salud de los pequeños, también la de la madre. Cuando se da a luz a dos bebés hay un mayor riesgo de hemorragia y atonía uterina. El útero de un embarazo gemelar se encuentra expandido al máximo y por eso hay más peligro de que tras el nacimiento de los bebés y el alumbramiento de las placentas, no se contraiga, lo que provoca que los vasos sanguíneos en donde se ubicaban estas no paren de sangrar. En esta situación, “hay que administrar fármacos potentes para que el útero se contraiga. De ahí la importancia de contar con reservas de sangre en el parto gemelar”, añade la Dra. de la Calle.

¿Quién atenderá el parto múltiple?

Quien atiende el parto gemelar

Si ves un buen número de sanitarios en el parto, no te alarmes. No quiere decir que algo vaya mal. En el quirófano, habrá mucha gente controlando el nacimiento de tus pequeños, su salud y la tuya. Según la Dra. de la Calle coinciden uno o dos ginecólogos, varias enfermeras y auxiliares, dos matronas, el anestesista, dos neonatólogos…

¿Cómo controlan si mis bebés tienen sufrimiento fetal?

Monitorizar un parto gemelar

Nada te dará más confianza que saber que tus hijos no padecen sufrimiento fetal durante el parto, y que en el caso de que ocurra, enseguida los ginecólogos lo detectarán para poner remedio cuanto antes. Como sucede en los partos de un solo bebé, los médicos vigilarán el bienestar de los dos bebés a través de un cardiotocógrafo o monitor. Pero con sus propias características. Así, en un parto único, una vez que se ha roto la bolsa de líquido amniótico, la matrona o el ginecólogo coloca, a través de la vagina materna, un catéter adherido a la cabeza del feto para controlar los latidos de su corazón y un sensor en la tripa para registrar sus contracciones. Con más de un bebé en el útero esta maniobra se complica, y en muchos centros solo hacen la monitorización externa. “La valoración de la frecuencia cardiaca fetal y el bienestar de ambos gemelos se hace mediante monitorización externa. Para ello se dispone de equipos de monitorización simultánea y diferenciada de ambos fetos”, explica la Dra. Raquel Senosiain Echarte.

“La atención del expulsivo siempre debe hacerse en un quirófano porque así está más controlado. Nunca se sabe si el parto de múltiples va a tener un desarrollo normal o no”

En algunas maternidades cuando la bolsa amniótica se ha roto también se hace de forma interna para el primer feto, sobre todo cuando los resultados que da el monitor externo no son buenos y los médicos sospechan que quizás el bienestar del bebé está comprometido. “En caso de necesidad, en el primer feto se pueden adoptar las medidas adicionales aplicables a gestaciones únicas, como monitorización interna, microtoma para valorar el pH fetal o comprobar otros signos indirectos, como la presencia de meconio en el líquido amniótico. Y ante la sospecha de pérdida del bienestar fetal, imposibilidad de una correcta monitorización o bioquímica de uno o de ambos fetos, se indicará una cesárea”, señala la Dra. Raquel Senosiain Echarte.

¿Parto de gemelos: ¿será parto vaginal o por cesárea?

Embarazada de gemelos en el paritorio

Ante esta pregunta, es muy probable que tu respuesta sea “lo que sea más seguro para mis bebés”. Hasta hace unas pocas décadas, cuando se presentaba un parto gemelar se recomendaba cesárea. Hoy esta actitud ha cambiado y si el parto transcurre sin complicaciones quien decide si será natural, es decir, vaginal, o bien si será por cesárea es el bebé que va a salir primero. Nos explicamos: si está de posición cefálica, se puede probar un parto vaginal, pero si está de nalgas o atravesado, se practica una cesárea. “Si el primer bebé viene de cabeza se intenta realizar un parto vaginal porque es la vía fisiológica y presenta menos complicaciones tanto para la madre como para los gemelos. Cuando el bebé pasa a través de la vagina se adapta mejor a la vida extrauterina porque al salir por el canal del parto expulsan el líquido que tienen en los pulmones”, apunta la doctora de la Calle. Además, como apunta la Dra. Raquel Senosiain Echarte “la recuperación materna es mejor y más rápida y evita complicaciones en futuras gestaciones”.

Si 30 minutos después de nacer el primer bebé su hermano no nace, se practica una cesárea. No se corre ningún riesgo.

La investigación científica avala este cambio de postura entre los profesionales sanitarios. Como nos comenta la doctora María de la Calle “en 2012 se realizó un estudio a nivel mundial llamado Twin Birth Study en varios hospitales en el que participó La Paz y que se publicó en The New England Journal of Medicine con casi 3.000 gestaciones gemelares”, señala. La investigación concluyó que en los embarazos gemelares de entre 32 y 38 semanas con el primer bebé en presentación cefálica, la cesárea planificada no disminuía ni aumentaba el riesgo de sufrimiento o muerte fetal o neonatal del segundo gemelo en comparación con el parto vaginal.

¿Y si el segundo bebé se encuentra de nalgas? En este caso es posible realizar un parto vaginal. Incluso, tal y como nos explica la doctora de la Calle, “se puede realizar una versión interna o externa”. Está técnica, que se practica solo en algunos centros y con obstetras muy experimentados en ella, consiste en dar la vuelta al bebé y colocarle de cabeza por medio de maniobras manuales externas o internas que se efectúan siempre con la ayuda del ecógrafo. No obstante, como nos dice la Dra. Raquel Senosiain Echarte “en algunos centros no se contempla el parto vaginal si ambos fetos no están en presentación cefálica”.

¿Cuándo se hace una cesárea en un parto múltiple?

Cesárea

Aunque lo mejor para ti y para tus bebés es nacer de forma natural, no siempre es posible, y en ocasiones en los partos múltiples no queda más remedio que practicar una cesárea:

  • Si el primer bebé está de nalgas, en posición podálica o transversa.
  • Si el segundo bebé está atravesado.
  • Cuando los bebés son monocoriales y monoamnióticos: son idénticos porque proceden de un solo óvulo que se ha dividido, y además comparten la bolsa amniótica. Como indica la obstetra de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid “está contraindicado el parto vaginal por el riesgo de engatillamiento de ambos bebés y enrollamiento de los cordones, por lo que la gestación se finaliza mediante cesárea en la semana 32ª, ya que a las potenciales complicaciones de la gestación monocorial (cuando comparten la placenta) se añade el riesgo de accidentes de cordón incluso antes del parto”.

¿Cómo extraen las placentas en los partos de mellizos?

Gemelos recién nacidos

El parto no termina con la salida de los bebés, aunque estés emocionado con tus dos recién nacidos sobre tu pecho. Falta el alumbramiento de la o las placentas. “Las placentas salen después del nacimiento de los dos bebés. Es decir, primero sale uno, luego el otro y por último las placentas”, señala la Dra. María de la Calle.

Por otro lado, “en las gestaciones con placenta única se tendrá la precaución de pinzar el cordón inmediatamente para disminuir el riesgo de fenómenos agudos de transfusión del segundo gemelo”, apunta la Dra. Senosiain Echarte.

¿Cómo puedo disfrutar y afrontar el parto de mis gemelos?

Afrontar el parto gemelar

El parto es una de las situaciones más estresantes, que se agranda cuando van a nacer dos bebés. Los miedos, las incertidumbres, las preocupaciones son mayores. Si conoces el proceso, resuelves tus dudas y te anticipas a cuestiones prácticas, te sentirás más segura y confiada. También te ayudará a prepararte para el gran acontecimiento seguir estos consejos para afrontar un parto múltiple:

  1. Acude a los cursos de preparación a la maternidad: te ayudarán a saber qué es normal y que no en un parto de mellizos y así disiparás muchos miedos. Además, te enseñaran técnicas de relajación.
  2. Escoge un hospital que cuente con unidad de cuidados intensivos neonatales. Los gemelos tienen más probabilidades de nacer con bajo peso o prematuros.
  3. Planifica el regreso a casa. En las semanas previas a la fecha probable de parto, llena la despensa y el congelador de comidas ya preparadas. Además, ten prevista una red de familiares, amigos o personas contratadas que ayuden al menos en los primeros días después del parto.
  4. Descansa todo lo que puedas y haz una alimentación sana para llegar al parto llena de energía.
  5. Ten preparada la canastilla de tus bebés a partir del séptimo mes de embarazo. Saber que está todo listo te dará mucha seguridad.

Creado: 25 de noviembre de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD