Bebés prematuros: riesgos, cuidados y consejos
Conoce los factores de riesgo y las complicaciones asociadas a la prematuridad, así como buenos consejos sobre higiene, alimentación, vacunas o pautas de sueño para cuando tu pequeñín ya esté en casa.

¿Cuándo es prematuro un bebé?

Actualizado: 29 de enero de 2023

La Organización Mundial de la Salud denomina pretérmino a todo recién nacido vivo con menos de 37 semanas de gestación (un embarazo normal dura 40 semanas). Antes la prematuridad se definía como un peso al nacimiento de 2.500 gr o menos. Sin embargo, en la actualidad estos niños se conocen como “recién nacidos de bajo peso al nacimiento”, y se consideran prematuros si han tenido una gestación más corta, un crecimiento intrauterino menor del esperado, o ambas cosas.

PUBLICIDAD

Tanto la prematuridad como el crecimiento intrauterino retrasado (CIR) se asocian a mayor morbilidad y mortalidad neonatales.

Los embarazos múltiples suelen ocasionar el nacimiento prematuro de los bebés, y representan un porcentaje significativo del total de partos prematuros, aunque existen otros factores de riesgo, como las complicaciones durante el embarazo, la falta de cuidados prenatales, o la edad, entre otros, que influyen para que el nacimiento se produzca cuando los órganos del bebé no están completamente desarrollados.

Aunque los problemas de salud asociados a la prematuridad pueden ser numerosos para el bebé, con los cuidados adecuados al nacer y al llegar a casa podremos mejorar sus expectativas de desarrollo.

Doctor tomando la tensión a embarazada

Factores de riesgo de prematuridad

Existe una correlación directa entre la prematuridad, el bajo peso al nacimiento y el nivel socioeconómico bajo. En las familias con estas características, es elevada la incidencia de malnutrición, anemia y enfermedades maternas, cuidados prenatales inadecuados, drogadicción, complicaciones obstétricas, y antecedentes maternos de fracaso en la reproducción (abortos, infertilidad, etcétera). Otros factores pueden ser el embarazo en adolescentes o intervalos cortos entre las gestaciones.

PUBLICIDAD

En general, el nacimiento prematuro de los niños se asocia a una incapacidad del útero para retener el feto, interferencias con el embarazo, desprendimiento precoz de la placenta o estímulos que produzcan contracciones uterinas precoces y efectivas.

El retraso del crecimiento intrauterino está asociado con procesos que interfieren con la eficacia de la placenta, con el crecimiento o desarrollo del feto, o con el estado general y nutritivo de la madre.

Algunos factores relacionados con el parto prematuro son:

Factores maternos

Factores fetales

Factores placentarios

Factores iatrogénicos

  • Intervenciones obstétricas.

Creado: 14 de diciembre de 2010

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD