PUBLICIDAD

Mente y emociones
Cómo afrontar un despido
Miedo, enfado, rabia, inseguridad, pérdida de autoestima… son algunas de la emociones que se sienten al recibir la noticia de un despido. Te damos herramientas para afrontarlo positivamente y encontrar trabajo.
Escrito por Maite Nicuesa Guelbenzu, Doctora en Filosofía y experta en coaching

Cómo afrontar un despido

Es frecuente que en algún momento de la vida, un trabajador tenga que hacer frente a un despido laboral. Pero en el contexto actual de la crisis, esta situación se tiñe de un color gris, en tanto que existen connotaciones añadidas alrededor del desempleo: los medios de comunicación envían una visión catastrofista de la situación actual, falta de esperanza de encontrar un empleo en un breve periodo de tiempo, miedo a un futuro incierto…

Un despido laboral siempre es difícil, porque supone dejar atrás una seguridad económica, sin embargo, la situación a nivel emocional se agrava en caso de que el trabajador no estuviera alerta sobre esta posibilidad (es decir, en caso de que ignorase que la situación en la empresa no era buena).

Del mismo modo, la presión que se vive ante el desempleo es mayor en caso de tener una familia a la que mantener y también una hipoteca a la que hacer frente.

¿Qué emociones se viven ante el despido? Miedo, enfado, rabia, sensación de traición por parte de la empresa, inseguridad, pérdida de autoestima… Estas emociones se viven con mucha intensidad en su fase inicial, y poco a poco, van remitiendo en la medida en que el trabajador empieza a hacerse a la idea de su nueva realidad. En definitiva, como en toda pérdida, es importante hacer un proceso de duelo para curar la herida.

La forma en la que se vive un despido también depende mucho del modo en el que la empresa comunique la noticia al trabajador. Por ello, las empresas deberían tener empatía, entender que un trabajador no es un número más, sino una persona, del mismo modo, se debe transmitir agradecimiento por todo el tiempo compartido. Este tipo de noticias negativas se suelen dar al final de la semana.

Por otra parte, el trabajador, para empezar a cerrar etapas de una forma saludable, puede llevar un día pastas o un aperitivo a la oficina para despedirse de todos los compañeros y estar con ellos. Pero además, también conviene dejar lazos abiertos, por ello, no olvides darles tu dirección de correo electrónico para mantener el contacto con algunos de ellos, y a la vez, para poder tener contactos de trabajo que siempre pueden ser una futura fuente de empleo.

Actualizado: 20 de Junio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Entrevista: Bernabé Tierno, autor de 'Kárate mental'

Bernabé Tierno, psicólogo y escritor, anima en 'Kárate mental' a llevar a tus 'enemigos' a tu terreno.

Bernabé Tierno

Psicólogo y autor de 'Kárate mental'
"El secreto para lidiar con personas tóxicas radica en destacar las virtudes del oponente para crearle un conflicto interno y llevarle a tu terreno"

PUBLICIDAD

Salud en cifras

57%
de las mujeres españolas han renunciado a un trabajo por ser incompatible con su maternidad
'Fuente: 'Estudio IESE-Ordesa Maternidad y Trayectoria Profesional’'