PUBLICIDAD

Tercera edad
Mayores a la playa: saca partido a tus vacaciones
La playa y el mar aportan beneficios a todo el mundo, pero especialmente a las personas mayores. Toma nota de cómo sacarle el máximo provecho a tus vacaciones sin descuidar tu salud o disfrutando de los nietos.
Escrito por Marina García, Periodista, experta en salud y tercera edad

Beneficios del mar para las personas mayores

Cuando vamos a la playa, además de disfrutar de unos días de descanso, diversión y entretenimiento, no debemos olvidar que nos encontramos ante el mar, considerado un universo que aporta importantes beneficios para nuestra salud, especialmente cuanto entramos en la tercera edad.

Y es que el agua del mar, a pesar de que esté más o menos contaminada, contiene una serie de minerales, como son el yodo, el sodio, el calcio, el silicio y el magnesio, entre otros, que nuestra piel puede absorber cuando entramos en contacto con ella. Por esta razón, los egipcios hace millones de años ya comenzaron a utilizar el agua marina para tratar diferentes problemas de salud, algo que se ha ido extendiendo hasta nuestros días, llegando a lo que conocemos como talasoterapia. Esta terapia, particularmente útil para los adultos mayores, se basa en usar el agua del mar, los elementos que se encuentra en él, como las algas, e incluso la brisa especial que surge en el entorno marino, para tratar dolencias y trastornos.

A través de años de estudios e investigaciones, se ha comprobado que el agua del mar aporta casi un centenar de sustancias necesarias para nuestro organismo y que éstas pueden actuar como barrera ante diferentes tipos de bacterias y virus. A esto hay que sumarle otra serie de propiedades que deben aprovechar al máximo las personas mayores, ya que suelen presentar problemas de salud que el agua del mar puede minimizar. Estos son algunos de esos beneficios que nos aporta el mar:

  • Analgésico natural: los minerales que se obtienen del mar pueden reducir el dolor de ciertas zonas de nuestro cuerpo, e incluso a nivel general si se padece dolor crónico o enfermedades reumáticas.
  • Relajante muscular: en la playa no sólo nos sentimos más relajados, sino que físicamente también lo estamos porque el mar favorece la relajación muscular, de ahí que también sintamos menos dolor y notemos nuestros músculos menos cargados e inflamados.
  • Ayuda ante la hipertensión: seguro que has notado que cuando llegas a la playa tienes más sueño e incluso te puede costar tirar del cuerpo. Esto es porque estando al nivel de mar nuestra tensión baja; por ello las personas con hipertensión podrán controlar mejor su problema durante las vacaciones, si además se cuidan como le ha indicado su médico.
  • Reduce problemas de ansiedad: relajarse mirando el mar, recibiendo la brisa que corre en la orilla y escuchando el oleaje es un método perfecto para reducir la ansiedad y el estrés. Aprovecha la primera hora del día para practicar meditación sentado en la playa.
  • Mejora la circulación sanguínea: especialmente si andas en la orilla del mar, notarás que la circulación sanguínea de tus piernas mejora en pocos días, verás tus tobillos menos hinchados y te pesarán menos las piernas. Aprovecha para darte algún masaje en ellas con el agua del mar, siempre empezando desde los tobillos hasta las rodillas.
  • Beneficioso para tu piel: aunque la piel puede sufrir en la playa debido a la radiación solar, si se toman las medidas de prevención necesarias, la dermis también puede salir beneficiada de tus vacaciones en la costa. Problemas como la dermatitis o la psoriasis mejoran gracias a las sustancias presentes en el agua marina.

Actualizado: 19 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Marina García

Periodista, experta en salud y tercera edad
Marina García

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
más síntomas de fragilidad tienen los mayores de 65 años que son fumadores
'Fuente: 'University College de Londres (Reino Unido)’'

PUBLICIDAD