PUBLICIDAD

Bebés y niños
Enséñales buenos modales en la mesa
Mostrar buenos modales en la mesa es un aspecto importante de la educación de vuestro hijo que le ayudará a socializarse. Los padres debéis dar ejemplo para que aprendan a comportarse en las comidas.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Desde cuándo y cómo enseñar a tus hijos buenos modales en la mesa

Un niño pequeño sentado a la mesa no se está quieto, se mancha, juega con la comida, no se acaba los alimentos del plato… Esto es algo normal en menores de tres años, que aún se toman las comidas como un juego y no están preparados para seguir normas estrictas. Pero a partir de esta edad (y especialmente desde los cuatro o cinco años) es esencial que los padres les vayamos inculcando conductas correctas y enseñando buenos modales a la hora de comer.

Para ello, y una vez más como el principal espejo en el que se miran los pequeños es en nosotros, por ello es fundamental darles buen ejemplo desde las edades más tempranas y predicar con el ejemplo que queremos transmitirles.

La postura correcta a adoptar en la silla, el manejo idóneo de los cubiertos, la forma de comer, evitar mancharse la ropa, no hacer ruidos mientras come… Son muchos los aprendizajes que han de ir adquiriendo, pero lo harán poco a poco. No es cuestión de que estén tensos e incómodos en cada comida, sino de que los vayan interiorizando con naturalidad. Por ello, tampoco conviene aturullarles e ir paso a paso introduciendo nuevos hábitos.

En definitiva paciencia, insistencia y firmeza serán las armas para lograr que nuestros hijos sean unos buenos comensales. Siguiendo unas sencillas pautas lograremos educarles en un aspecto fundamental que le ayudará a socializarse no sólo ahora sino también en su vida adulta. 

Actualizado: 18 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD