Cómo mejorar la comprensión lectora en los niños

La comprensión lectora es una destreza que permite al lector captar lo que el autor transmite en un texto. Es una habilidad fundamental para el desarrollo académico que puede entrenarse desde la infancia. Dos expertos nos explican cómo.
Comprensión lectora en los niños

Actualizado: 2 de noviembre de 2021

La comprensión lectora es una habilidad esencial porque nos permite comunicarnos por escrito, y consiste en la capacidad que tiene el lector o lectora para captar lo que alguien ha querido transmitir a través de un texto. Es importante aclarar que la comprensión lectora no es lo mismo que la competencia lectora, porque aunque ambas están relacionadas, la competencia es un concepto mucho más amplio y al que, según los expertos en didáctica, debemos aspirar, ya que se trata de la capacidad para saber usar la comprensión lectora; es decir, la habilidad para entender lo que nos dice el autor de forma útil en nuestro ámbito cotidiano. Esto significa que el fin de la competencia lectora sería poder usar la comprensión lectora para la vida diaria.

Por qué es importante que los niños adquieran comprensión lectora

La comprensión lectora puede definirse como una destreza por la que una persona construye un significado sobre la lectura objeto, según nos indica Jesús López Moya, profesor y editor de Funreaders. Y esto es fundamental porque, para el experto, su importancia radica en que “es gracias a esta destreza que el lector o lectora es capaz de tener una experiencia plena, no solo simbólica, sino también emocional”.

Elena Jiménez Pérez, profesora de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Granada y presidenta de la Asociación Española de Comprensión Lectora, explica que el ser humano es un ser social, y una parte de esa socialización se realiza comunicándose por escrito, por lo que “si no comprendemos lo que leemos, es decir, comprender lo más objetivamente posible lo que un autor ha querido transmitir con su texto, no podremos comunicarnos de forma óptima”.

Niña leyendo

¿Cómo se relaciona la comprensión lectora con el gusto por la lectura? Para Jesús López, solo se puede responder a esta pregunta con una pregunta inversa: ¿es posible tener gusto por la lectura sin comprensión lectora? Según el experto, salvo en el caso de álbumes de imágenes o prelectores, es prácticamente imposible. “Esa destreza que es la comprensión lectora va a retroalimentar al mismo tiempo ese gusto por la lectura. Eso, sumado a las características emocionales, vivencias, gustos..., formarán un gusto lector concreto para cada persona”, señala.

“Si no comprendemos lo que leemos, es decir, comprender lo más objetivamente posible lo que un autor ha querido transmitir con su texto, no podremos comunicarnos de forma óptima”

La comprensión lectora está ligada al lector o lectora, mientras que lo que se conoce como competencia lectora estaría relacionada con lo que rodea al lector o lectora. Así lo diferencia Elena Jiménez en el artículo Comprensión lectora VS Competencia lectora: qué son y qué relación existe entre ellas: la competencia lectora es la habilidad de una persona para usar su comprensión lectora de forma útil en la sociedad que le rodea. De esta forma, la comprensión lectora depende de la capacidad de cada persona, y la competencia lectora de la materialización concreta de esa comprensión en base a la relación del individuo con la sociedad.

Según Jiménez, los estudios científicos demuestran que en los países con “ADN lector”, como Finlandia, los niños y niñas presentan mejores puntuaciones sistemáticamente en las evaluaciones internacionales de competencia lectora. ¿Y en España? Las estadísticas dicen que los menores españoles de entre 5 y 12 años leen mucho. Sin embargo, las mismas estadísticas arrojan otra situación y es que, aunque leen mucho, necesitan mejorar su comprensión lectora. En España existe un programa que permite evaluar la competencia lectora de cualquier persona de forma gratuita: Teecled.

Cómo se entrena la comprensión lectora

Si la comprensión lectora es fundamental para una correcta comunicación, cabe preguntarse si ésta se puede entrenar. “Los estudios que hemos realizado demuestran que leer es la forma natural de entrenar la competencia lectora”, señala Elena Jiménez. Eso sí, se entrena leyendo por placer, lo que implica que esa lectura no debe plantearse desde la obligación. Por ello, es necesario:

Transmitir la pasión por los libros. Ante la cuestión de cómo podemos ayudar a los niños en casa, la presidenta de la Asociación Española de Comprensión Lectora considera que es difícil porque las familias, salvo excepciones, tampoco son lectoras. “¿Se puede transmitir una pasión que no se tiene? Por mucho que una persona que estudia la lectura diga que la lectura es necesaria y divertida, no puede obligar a la población a leer”, dice.

Niña leyendo en su habitaión

Fomentar el gusto por la lectura en el profesorado. A sus alumnos, futuros profesores de Infantil, Primaria y Secundaria, Elena Jiménez los anima a plantearse si están en la carrera adecuada cuando admiten que no son lectores. Esta es otra cuestión: las escuelas. Según datos del Barómetro CICLIP 2021, elaborados en base a más de 3.000 encuestas contestadas por profesores, el 60% de los docentes cree que su formación no es suficiente para desarrollar estrategias que mejoren el nivel de comprensión lectora de sus alumnos. Por ello, es prioritario fomentar en los docentes el gusto por la lectura para que ellos puedan trasladar ese gusto a sus alumnos.

Promocionar la lectura. “La lectura tiene que ser una prioridad. Pero no una prioridad obligada, sino deseada”, dice Jiménez. Según la experta, se pueden enumerar multitud de beneficios que aporta la lectura al ser humano, pero, pese a ello, Jiménez recuerda que ni los medios tienen una sección sobre lectura y literatura a la altura de los deportes como el fútbol, ni las editoriales invierten en promocionar en los medios, ni las ferias de libros están bien organizadas desde los organismos oficiales...

Promocionar la lectura en los niños

“Siempre existen excepciones: colegios con planes lectores extraordinarios, comunidades que puntúan por encima de Finlandia en PISA... Pero son excepciones que no nos definen como país. Hasta que no necesitemos regalar libros antes que camisetas de fútbol, hasta que la infancia no reclame libros como regalo en sus cumpleaños, no podremos dejar de hablar de la comprensión y la competencia lectoras como un problema”, concluye.

Cómo ayudar a tus hijos a mejorar la comprensión lectora

Ya hemos dicho que para entrenar la comprensión lectora lo fundamental es leer, leer y leer. Y leer por gusto, y no como una tediosa obligación. Así, cuanto más lea un niño, mejor comprensión lectora adquirirá. Hay algunos aspectos más que se pueden tener en cuenta si queremos ayudar a nuestros hijos o alumnos en el camino hacia la adquisición de esta habilidad tan importante, que recogemos a continuación:

  • Niño cogiendo un libro de una librería

    Dar ejemplo

    El ejemplo de los adultos es vital para que niños y niñas muestren interés, tal y como señalaba Elena Jiménez. Tener libros en casa y en el aula, que los pequeños lectores tengan acceso a esos libros, y que vean que sus padres leen en vez de dedicar su tiempo libre a consultar el móvil.

  • Niños leyendo para mejorar su comprensión lectora

    Juegos y actividades de ocio relacionadas con los libros

    Es muy aconsejable que participen en actividades lúdicas que giren en torno a la lectura, ya que pueden ser recursos de gran ayuda.

  • Niño concentrado leyendo

    Evitar las distracciones

    Es importante que cuando los niños estén leyendo tengan toda la capacidad de atención puesta en ello. En un mundo en el que hay tantos estímulos es difícil mantener la concentración, por lo que es fundamental eliminar todas las distracciones.

  • Niño leyendo temas de interés

    Temas de interés adaptados a la edad de tu hijo

    Es necesario que los temas de las lecturas sean cercanos a ellos y ellas, que estén a su alcance según la edad, la personalidad y los gustos de los menores. Esto les puede dar pie a buscar lecturas relacionadas, a hacerse preguntas en torno a la temática, y a reflexionar sobre lo que han leído.

  • Niña con un libro

    Textos de diferentes géneros

    Desde la Asociación Española de Comprensión Lectora consideran interesante que los lectores tengan al alcance textos de diversos géneros, ya que esto enriquece la experiencia de la lectura.

  • Niño practicando su capacidad de comprensión lectora

    Potenciar la memoria

    Los expertos insisten, además, en que es fundamental el desarrollo de la memoria, no solo para seguir el hilo de la lectura, sino también para poder relacionar la lectura que estemos haciendo con otras lecturas, experiencias, vivencias personales… Hay un sinfín de actividades lúdicas que pueden servir para entrenar la memoria como, por ejemplo, jugar a las palabras encadenadas.

Creado: 20 de octubre de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD