PUBLICIDAD

Bebés y niños
Educación Infantil al aire libre
Descubre en qué consiste y cómo se desarrolla el modelo pedagógico de educación al aire libre, que apuesta por el aprendizaje en plena naturaleza, con todos los beneficios que conlleva para los niños.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia
Revisado por Philip Bruchner, Impulsor del proyecto Bosquescuela

Qué es la Educación Infantil al aire libre

Niños aprendiendo al aire libre

La Educación infantil al aire libre está muy consolidada en países como Alemania, Suecia, Noruega, Finlandia y Dinamarca.

Espacios abiertos no construidos, materiales didácticos que ofrece la propia naturaleza, respeto por el medioambiente, aprendizaje basado en la experiencia, niños más autónomos y creativos, trabajo en equipo… en definitiva, esto es lo que propone la Educación Infantil al aire libre (en el bosque, en el campo o en la playa). Se trata de un modelo educativo que está ya muy consolidado en países europeos como Alemania (con más de 1.000 escuelas al aire libre), Suecia, Noruega, Finlandia y Dinamarca, y en menor medida en otros como Japón, Canadá, EE.UU, Corea del Sur, Chile (www.latitud90.com) o Colombia (www.opepa.org); ya sea en iniciativas al aire libre privadas, en concertadas o incluso en escuelas promovidas y financiadas por entes públicos.

Lo que propugna esta metodología es que los niños se sumerjan en plena naturaleza, desde sus inicios escolares, con todas las ventajas que esto conlleva para su desarrollo global. Profesionales específicamente formados en ella se ocupan de enseñar, acompañar y guiar a los pequeños, dando mucha prioridad a sus intereses y potencialidades, y dialogando mucho con ellos.

Es, por tanto, una forma diferente de educar: “que trabaja los aspectos más esenciales para el desarrollo de la persona en un momento clave para ello, una etapa básica y fundamental donde se establecen los pilares sobre los que va a sustentarse el resto de la vida”, declara Silvia Corchero, ingeniera técnica forestal y educadora de Bosquescuela Cerceda (www.bosquescuela.com), el primer centro español homologado y autorizado por la Consejería de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid, y promovido por Interprende, S.L., de la mano de Philip Bruchner, y la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente.

En estos tiempos, “el éxito no va a depender tanto de los conocimientos que cada uno posea sino del espíritu emprendedor, de la creatividad, de la autonomía, de la autoestima y la autoconfianza en las propias capacidades, de escuchar y dialogar, y del respeto y de la protección que ofrezcamos a la naturaleza”, apunta Corchero.

De este modo, lo que se pretende es que el niño sea el verdadero protagonista de su desarrollo; un desarrollo tanto intelectual como emocional. Es una línea pedagógica diferente que, de algún modo, permite también llevar a cabo una crianza más ecológica de nuestros hijos.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD