Claves para elegir una buena niñera

Elegir una niñera no debe ser un proceso baladí, ya que se trata de una persona a la que le confías tus hijos y que puede influir en su educación. Te damos las claves para saber cómo seleccionar a la babysitter ideal.

Requisitos que debe cumplir una niñera y como seleccionarla

Claves para elegir una buena niñera

Actualizado: 1 de diciembre de 2022

Reticentes hasta hace poco a confiar en alguien que no formara parte del entorno familiar, los padres recurren cada vez más a una niñera para hacerse cargo de los pequeños mientras trabajan o salen un fin de semana. Elegir con cabeza es fundamental, porque no siempre le concedemos la importancia que tiene.

PUBLICIDAD

Elegir a la persona que va a encargarse de nuestros hijos cuando no estemos requiere que realicemos un proceso de selección de personal en toda regla si queremos que salga bien. Lo primero: se tiene que adecuar a las características y necesidades de la familia. Porque no es lo mismo necesitar una canguro ocasional de fin de semana o para las vacaciones, que encargarse del cuidado diario; ocuparse de un bebé o de dos niños de primaria; estar dos, o cuatro horas al día, o una jornada completa con sus comidas correspondientes.

Existen muchas formas de encontrar niñera: preguntando por referencias a los conocidos, a otras madres, mediante anuncios, a través de agencias especializadas o por Internet, en páginas como www.canguroencasa.com, www.quierocanguro.es o www.topnanny.es.

Claves para elegir una buena niñera

Requisitos que debe cumplir una niñera

Premisa de partida: hay que ser exigente, como niñera no vale cualquiera. Y es que nos solemos fijar demasiado en que sepa limpiar o planchar, cuando lo deseable es que sea educada y sepa entretener y atender a tus hijos.

PUBLICIDAD

¿La niñera ideal? Tiene que ser una persona responsable, empática, cariñosa, que sepa cómo tratar a un niño, que tenga recursos y fundamental, buen humor. La lista de requisitos que debe cumplir una buena babysitter puede parecer larga, pero es que les estamos confianza lo más valioso que tenemos, nuestros hijos.

Cómo seleccionar la niñera ideal

A la hora de seleccionar una niñera lo ideal es poder elegir entre varias candidatas o candidatos –los hombres están igual de bien capacitados para ejercer de cuidadores de nuestros hijos–, previa entrevista de selección, y que presente referencias, ya que la experiencia en este campo es un plus.

Si es fumadora, si tiene carné de conducir, cómo resolvería una situación de emergencia –una caída, por ejemplo– , qué juegos conoce y practicaría con los niños, cómo es de severa, si tiene otros empleos, sus perspectivas de futuro… son preguntas importantes que forman parte del cuestionario que conviene preparar de antemano a la hora de escoger canguro para tus peques.

Niñera jugando con la niña a su cargo

Además de para conocerla, la entrevista también sirve para ver cómo sintoniza y se desenvuelve con los niños, que deben estar presentes.

PUBLICIDAD

Por otra parte, muchas de las personas que actualmente se ofrecen para cuidar niños son extranjeras. En ese caso conviene que hable correctamente castellano y que comparta, o al menos entienda, nuestra manera de hacer las cosas. Por su puesto, esta elección puede aportarte un plus si buscas que tus hijos se familiaricen con otros idiomas e incluso costumbres.

Una vez elegida la babyssitter, debemos ser muy precisos sobre cuáles van a ser sus competencias concretas, el horario que debe cumplir y, asimismo, procurar que exista un equilibro entre lo que se exige y lo que se paga, sobre todo cuando realizan, además, labores domésticas.

Cómo saber si hemos acertado al elegir niñera

El proceso de adaptación a una niñera a tu hogar y tus hijos es parecido al de la guardería. Los primeros días se requiere la presencia del padre o de la madre, para que, por un lado, le expliquen a la recién llegada todas las rutinas y costumbres de los niños o del bebé que le vamos a dejar a cargo, y, por otro, los pequeños se vayan habituando poco a poco a su presencia.

PUBLICIDAD

También es fundamental delegar la autoridad en la niñera, que los niños tengan muy claro que, en vuestra ausencia, es ella la que manda, para evitar la típica llamada de chantaje de “no me deja hacer tal” o “me obliga a comer lo que no me gusta”.

Madre y niñera cuidando del bebé

El mejor indicador de que hemos acertado en la elección de la niñera será nuestro propio hijo. Si al pequeño le gusta la persona que le cuidad, establecerá con ella una buena relación; si, por el contrario, notamos que el niño empieza con llantos, gestos o de palabra a rechazarla, debemos averiguar en seguida el motivo; puede ser pasajero, pero en todo caso conviene intervenir: primero observar, y luego, hablar con la canguro.

Por último, y si todo va bien, lo mejor es que nuestra babysitter nos sea fiel el máximo tiempo posible, porque a los niños les cuesta mucho trabajo, una vez acostumbrados a ella, cambiarla por otra con el consiguiente proceso de adaptación. Incluso en el caso de las niñeras ocasionales, es mejor si siempre es la misma y que llegue antes de que nos vayamos para que nos dé tiempo a dar las explicaciones necesarias. Puede ser una estudiante o alguien menos cualificado, pero que tenga una edad suficiente como para ser responsable del cuidado de tus críos.

Creado: 13 de mayo de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD