PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

El pescado azul reduce el riesgo de cáncer de mama

Tomar una o dos raciones de pescado azul –salmón, atún, sardinas…– cada semana se asocia a una reducción del riesgo de sufrir cáncer de mama, según las conclusiones de un nuevo estudio.
El pescado azul reduce el riesgo de cáncer de mama

Rico plato de pescadito azul… y muy saludable.

04 de Julio de 2013

Los ácidos grasos poliinsaturados n-3 (PUFA n-3) que contiene el pescado azul –salmón, atún, sardinas…–, se asocian a una reducción del riesgo de desarrollar cáncer de mama siempre y cuando se consuman entre una y dos raciones a la semana, según las conclusiones de una investigación que ha publicado el ‘British Medical Journal’.

Entre los ácidos grasos PUFA n-3 se incluyen ALA, EPA, DPA y DHA, que intervienen en los mensajes químicos del cerebro y contribuyen a regular la actividad de los vasos sanguíneos y el sistema inmune. El pescado azul es la principal fuente de EPA, DPA y DHA, y ALA está presente sobre todo en nueces, semillas y vegetales de hoja verde.

La investigación relacionó la ingesta de ácidos grasos poliinsaturados PUFA n-3 de origen marino con una disminución del 14% de cáncer de mama

La dieta y los hábitos de vida saludables son fundamentales en la prevención del cáncer de mama, y precisamente el tipo de grasa presente en la dieta en uno de los factores que más se han estudiado por su relación con el riesgo de desarrollar esta enfermedad, que constituye uno de los tipos de cáncer más frecuente.

Para investigar el papel desempeñado por los PUFA n-3 en la protección frente a estos tumores, un grupo de investigadores con sede en China revisaron y analizaron los resultados de 26 estudios realizados en Asia, Estados Unidos y Europa, que habían contado con la participación de más de 800.000 personas y registraban más de 20.000 casos de cáncer de mama.

Los investigadores comprobaron que la ingesta de ácidos grasos PUFA n-3 de origen marino se relacionaba con una disminución del 14% de cáncer de mama, un riesgo inferior en las poblaciones asiáticas, lo que atribuyeron a que el consumo de pescado en Asia es mucho mayor que en los países occidentales.

Los autores del trabajo han explicado que cada 0,1 g por día o 0,1% de incremento en el aporte de la ingesta de ácidos grasos poliinsaturados n-3 a la energía diaria se asocia con una reducción del 5% en el riesgo de sufrir tumores de mama. Y añaden que su investigación presenta una evidencia sólida de que los PUFA n-3 presentes en el pescado azul se asocian inversamente con el riesgo de cáncer de mama.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''