PUBLICIDAD

Noticias Tercera edad

Identifican una diana que podría detener la progresión del párkinson

Un equipo de investigadores ha identificado una proteína que favorece el deterioro y muerte de las neuronas en el párkinson, y que podría constituir una diana terapéutica para frenar la progresión de esta enfermedad.
Tratamiento para el párkinson

Este avance podría ser utilizado para varias enfermedades neurodegenerativas.

07 de Marzo de 2017

Una proteína priónica celular (PrPc) podría ser una nueva diana terapéutica para detener la neurodegeneración que provoca la enfermedad de Párkinson, según los resultados de un nuevo estudio realizado por investigadores del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC), que han comprobado que esta molécula, presente en la membrana de las neuronas y que interviene en muchas de sus funciones, también se une a una forma patógena de la sinucleína alfa y favorece su propagación, provocando el deterioro de las neuronas y su muerte.

La degeneración que se produce en el párkinson se debe a una anomalía en la degradación de la sinucleína alfa –una proteína que se encuentra en el interior de las neuronas– que da lugar a la formación de cuerpos de Lewy, que se acumulan e impiden que las conexiones neuronales se desarrollen correctamente en el cerebro. Además, la sinucleína alfa patógena se propaga por distintas zonas cerebrales y provoca un daño irreversible en un número cada vez mayor de células.

La proteína PrPc es un elemento fundamental en la propagación de los cuerpos de Lewy que provocan la muerte neuronal

Frenar la neurodegeneración del párkinson y otra demencias

Los científicos del IBEC, que han contado con la colaboración de investigadores del Tokyo Metropolitan Institute of Medical Science, el Hospital de Bellvitge, el Instituto de Investigación de la Valle de Hebrón en Barcelona, y el Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón en la Universidad de Zaragoza, comprobaron que la sobreexpresión de la PrPc en la membrana de las neuronas aumentaba la unión y difusión de la forma patógena de la sinucleína alfa entre las neuronas y, posteriormente, la formación de los cuerpos de Lewy.

Por ello, y como ha explicado José Antonio Del Río, que lidera uno de los grupos del IBEC que ha participado en el estudio, y es coordinador del mismo, consideran que la PrPc es un elemento fundamental en la propagación de los cuerpos de Lewy, y que si consiguen evitar que esas acumulaciones dañinas se formen y propaguen, se podría frenar la progresión de la muerte neuronal que se produce en el párkinson.

Este especialista ha añadido que han identificado un dominio en la PrPc que podría constituir la diana terapéutica decisiva para contener la extensión de la sinucleína alfa entre las neuronas y detener de esta forma el avance de la patología. El hallazgo de la investigación podrá ser también muy importante para abordar otras enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer, u otros tipos de demencia.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''