PUBLICIDAD

Osteoporosis
La osteoporosis se debe a una disminución de la masa ósea, pero no suele presentar síntomas, y casi siempre se descubre cuando se produce una fractura. Conoce las causas, los factores de riesgo, y cómo puedes prevenir su aparición.
Escrito por Gema Esteban Gutiérrez, Médico de familia
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Qué es la osteoporosis

Osteoporosis

Osteoporosis significa, literalmente, 'hueso poroso'. Es una enfermedad muy frecuente que afecta al hueso, y se caracteriza por una disminución de la masa ósea (de la cantidad de hueso por unidad de volumen), y una alteración de la arquitectura de los huesos. Esto se traduce en una mayor fragilidad y adelgazamiento de los mismos (conocido como osteopenia), y en un aumento del riesgo de fracturas.

Las principales fracturas osteoporósicas afectan sobre todo a vértebras, muñecas y cuello del fémur o cadera. La osteoporosis es más frecuente en mujeres y, concretamente, tras la menopausia. Esto se debe fundamentalmente a dos razones: por un lado el pico de densidad ósea máxima alcanzada en la cuarta década de la vida es menor al de los hombres, y la influencia hormonal de esta patología sufre el declive máximo en la menopausia.

¿A quién afecta la osteoporosis?

La osteoporosis es la enfermedad ósea más frecuente. En Estados Unidos, aproximadamente el 55% de las personas de más de 50 años tienen un riesgo elevado de padecer osteoporosis. En España afecta a cerca de tres millones de personas. Esto supone una prevalencia de alrededor del 26%.

Produce cada año más de 1,3 millones de fracturas de vértebras, cadera y muñeca en el mundo, o lo que es lo mismo, una fractura cada tres segundos. Y dichas fracturas aumentan el riesgo de otras sucesivas, a razón de entre cuatro o cinco veces más riesgo tras una primera fractura vertebral y dos veces más para la fractura de cadera. Para evitar estas nuevas fracturas, dentro de los tres meses posteriores al diagnóstico inicial deben someterse a estudios relativos a la osteoporosis y tratamientos para frenar los efectos de la enfermedad. 

La fractura vertebral es la más habitual en estos pacientes, y sus efectos son graves y duraderos, afectando la independencia y calidad de vida del que la sufre. Se producen cuando una de las vértebras (los huesos de la columna vertebral) se aplasta, o se fractura, como consecuencia de una caída, pero también pueden ocurrir tras realizar un movimiento brusco, por estornudar o toser, o, simplemente, tras agacharse para atarse los cordones.

El riesgo de fracturas aumenta de manera exponencial con la edad, lo que supone un importante problema de salud en los ancianos. Por tanto, las fracturas y la edad son sus principales factores de riesgo. Cuidar nuestros huesos durante toda la vida es vital para poder prevenir esta patología. 

Actualizado: 19 de Octubre de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD