PUBLICIDAD

Noticias Tercera edad

La técnica HIFU elimina los temblores esenciales sin cirugía

Los temblores esenciales, y los producidos por el párkinson, se pueden tratar de forma rápida y eficaz con HIFU, una técnica no invasiva que usa ultrasonidos para destruir las células lesionadas, y evita la cirugía.
La técnica HIFU elimina los temblores esenciales sin cirugía

Realización de la técnica para eliminar temblores esenciales. Imagen propiedad de INSIGHTEC.

22 de Mayo de 2017

La técnica HIFU (High Intensity Focused Ultrasound) ha demostrado su eficacia para eliminar los temblores esenciales –un trastorno del movimiento que puede afectar a las extremidades (manos y piernas), cabeza y voz­–, y que es frecuente en las personas mayores de 65 años. Este método es una alternativa a la cirugía, rápido y efectivo, que también se ha empleado para tratar los temblores característicos de la enfermedad de Parkinson.

Como afirma uno de los padres de esta técnica, el Dr. Andrés Lozano, catedrático en neurocirugía de la Universidad de Toronto, y medical advisor de ERESA Grupo Médico, "HIFU es una técnica no invasiva; es una cirugía sin bisturí". Este especialista nos ha explicado en qué consiste exactamente el método: "utilizamos un casco que tiene 1.024 fuentes de ultrasonido, y enfocamos todas las fuentes a un punto específico en el cerebro donde haya una lesión, lo que nos permite quemar las células que producen el temblor, como les ocurre a pacientes con temblor esencial o párkinson. Esto se hace en el interior de una máquina de resonancia magnética, porque de esa forma podemos ver exactamente dónde están las dianas, y asegurarnos de que estamos apuntando a la diana correcta".

Las dos principales ventajas de la técnica HIFU consisten en que los resultados son inmediatos, y que no es necesario abrir al paciente, evitando así las complicaciones de la cirugía

Se trata de un método muy preciso, en el que el tratamiento se dirige únicamente a la lesión identificada –"de un tamaño de dos o tres milímetros, como un grano de arroz"– sin afectar a los tejidos sanos, por lo que aplicada por expertos carece de efectos secundarios. Según el Dr. Lozano, que presentó los últimos avances en las aplicaciones de HIFU en un encuentro con neurólogos y pacientes de párkinson que acaba de celebrarse en Valencia, sus dos principales ventajas consisten en que los resultados son inmediatos –se comprueba la remisión de los síntomas durante la intervención–, y que no es necesario abrir al paciente, por lo que se evitan las posibles complicaciones de la cirugía.

La HIFU se podría emplear para tratar epilepsia o cáncer

Este procedimiento, que se realiza en aproximadamente tres horas, y permite que el paciente recupere su vida normal al cabo de 24 horas, de momento se ha utilizado con éxito para tratar los temblores esenciales y los producidos por el párkinson, pero el Dr. Lozano asegura que "también se está desarrollando para tratar otros tipos de patologías, y en el futuro podremos quemar las células del cáncer que producen tumores, por ejemplo, o las neuronas que provocan crisis de epilepsia…, y todo esto sin abrir el cráneo".

Hasta ahora parece que la técnica se puede aplicar en la mayoría de los pacientes, aunque el Dr. Lozano señala que se han encontrado con un problema técnico en el caso de algunas personas –alrededor del 10%– que tienen el cráneo muy grueso, lo que impide que los ultrasonidos penetren con suficiente energía, pero es algo que con el tiempo esperan que se pueda resolver.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los tumores malignos se diagnostica en mayores de 65 años
'Fuente: 'Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos’'