PUBLICIDAD

Salud al día
Enfermedad de Paget
La enfermedad de Paget es una patología de los huesos que afecta sobre todo a los ancianos, y puede causar dolor, fracturas, deformidades y atrapamientos nerviosos. Conoce sus síntomas y tratamiento.
Escrito por Miguel Vacas, Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias

Qué es la enfermedad de Paget

La enfermedad de Paget es una enfermedad crónica que afecta a los huesos y que se caracteriza por una alteración de la remodelación ósea, la cual es excesiva y desordenada, lo que produce modificaciones en la densidad, el tamaño y la consistencia de los huesos afectados. Los huesos que con más frecuencia se afectan son la pelvis, la columna vertebral, el cráneo, el fémur y la tibia. Aunque en muchos casos no produce síntomas, puede producir dolor y complicaciones como fracturas, deformidades y atrapamientos nerviosos.

En condiciones normales, las células que destruyen el hueso viejo (osteoclastos) y las que forman el nuevo (osteoblastos) trabajan en equilibrio para mantener la estructura y la firmeza del hueso. En la enfermedad de Paget, los osteoclastos y los osteoblastos se vuelven hiperactivos en algunas áreas del hueso, aumentando de manera significativa la rapidez con la que se produce la renovación ósea. Las áreas hiperactivas crecen más de lo normal y se agrandan, sin embargo, su estructura es anormal y, por lo tanto, son más frágiles que las áreas normales.

Sir James Paget, un cirujano inglés describió la enfermedad por primera vez en 1876. También se la denomina osteítis deformante por la inflamación del hueso y la deformación secundaria que provoca. Tras la osteoporosis y la artrosis, es uno de los trastornos óseos más frecuentes en los países occidentales. Su incidencia se incrementa con el envejecimiento y es muy raro que se manifieste antes de los 40 años. Es algo más frecuente en hombres que en mujeres.

En general la enfermedad de Paget es una patología benigna, ya que en la mayoría de los pacientes apenas produce síntomas, o estos se limitan a dolor óseo y dolor de las articulaciones, que se puede controlar aceptablemente con medicación. A medida que la enfermedad evoluciona puede producir algunas complicaciones, entre las que destaca por su importancia y gravedad una de ellas: los pacientes con enfermedad de Paget tienen mayor riesgo de desarrollar un tumor óseo maligno llamado osteosarcoma. Afortunadamente, esta complicación es inusual, pues solo afecta al 1% de los pacientes. Hay que sospechar cuando el dolor empeora o se hace persistente y no se puede controlar con fármacos, recomendándose en ese caso volver a ser valorado por un médico. 

Actualizado: 29 de Noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Miguel Vacas

Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias
Miguel Vacas

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dr. Ramón Cacabelos

El Dr. Cacabelos explica en qué consiste la medicina genómica, que permite identificar precozmente el riesgo de que una persona desarrolle ciertas enfermedades, y determinar el tratamiento más efectivo para cada paciente.

Dr. Ramón Cacabelos

Experto en medicina genómica y presidente del Grupo EuroEspes
“En el campo diagnóstico el papel de la medicina genómica es fundamental. Más del 80% de las enfermedades del adulto están destruyendo nuestro organismo muchos años antes de dar síntomas, y cuando se manifiestan ya es tarde. Con un diagnóstico predictivo podemos identificar el riesgo 20 o 30 años antes de que aparezca la enfermedad, e implementar un plan preventivo"

PUBLICIDAD

Salud en cifras

80%
de las personas que padecen EPOC no han sido diagnosticadas
'Fuente: 'Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI)''