PUBLICIDAD

Job hopping, pros y contras de cambiar frecuentemente de trabajo

Cambiar de trabajo varias veces en poco tiempo es una práctica que está en auge, especialmente entre la generación millennial (menores de 35 años). Descubre los pros y contras del job hopping para tu salud.

Trabajador saltando de trabajo en trabajo

Cambiar de empresa puede permitir que el trabajador consiga mejores condiciones laborales.

Cambiar numerosas veces de empleo en un corto periodo de tiempo solía ser síntoma de una falta de profesionalidad, seriedad o de capacidad en el trabajo, sin embargo, este fenómeno denominado jobhopping(saltar de trabajo en trabajo) se está haciendo muy popular entre los trabajadores de la generación millennial, es decir, los empleados entre 20 y 35 años. Esta nueva especie de trabajador cambia varias veces en periodos cortos de tiempo, no duran más de cinco años en el mismo empleo y para encontrar otro cambiande un puesto a otro, de una empresa a otra diferente o incluso emigra del país.

Según un estudio los menores de 35 años suelen cambiar de empleo unas cuatro veces en la primera década después de cursar sus estudios universitarios, son los considerados como jobhoppers

Según un estudio realizado por LinkedIn los menores de 35 años suelen cambiar de empleo unas cuatro veces en la primera década después de cursar sus estudios universitarios. Esta cifra se sitúa en el doble que la generación anterior, donde era muy común permanecer una gran cantidad de años en el mismo trabajo. Pero ¿cuál es el motivo de estavariación? Existen varias teorías, incluida como no la crisis, o que buscan probar diferentes puestos antes de decidir cuál será su carrera profesional, sin embargo la que cobra más fuerza es la de que los millennials son inquietos y no se conforman, buscan mejorar en cuanto a puesto y salario. Además, también defienden que realizar la misma labor durante años influye en su ánimo y causa frustración.

Otro estudio, de Careebuilder, nos recuerda que cuando contratan a un recién graduado en la universidad, casi la mitad (45 %) de los empleadores esperan que el nuevo trabajador se quede en su empresa solo dos años o menos, así que si es tu caso no está de más que empieces a dar vueltas a esta idea. Por ello, te planteamos los pros y contras de esta tendencia laboral con el fin de que tú mismo decidas si te atreves a dar el salto laboral.

Ventajas del jobhopping

A pesar de la mala fama que tiene cambiar de trabajo, el jobhopping también tiene algunas ventajas para aquellos que lo practican. Entre ellas:

  • Mantiene la ilusión y el entusiasmo por el trabajo, es decir, cuando llevas bastantes años desempeñando la misma tarea se suele hacer de manera mecánica y sin motivación alguna. Con el cambio se elimina la rutina y aumentan las ganas por realizar el nuevo cometido de la mejor manera posible.
  • Aumenta la confianza en ti mismo, pues saber que puedes desempeñar diferentes tipos de trabajo hace que ganes en autoestima y dejes a un lado las inseguridades.
  • Se adquieren nuevas habilidades pues solo con cambiar de puesto en una misma empresa las tareas serán diferentes. Por lo tanto se ampliarán los conocimientos y el currículum, lo que ampliará las posibilidades de ser admitido por otra empresa en el futuro.
  • Encuentras tu verdadera vocación. Son muchos los estudios que cuentan con una gran variedad de salidas, por lo que si no se está seguro de cuál es la mejor para uno el jobhopping permite probar hasta dar con el trabajo hecho para ti.
  • Mejores condiciones laborales. En muchas ocasiones a pesar de llevar varios años en la misma empresa no hay posibilidad de subir de rango o de sueldo. Esto provoca gran insatisfacción en el trabajador que puede provocar que éste empiece a buscar otro empleo en un segundo plano para mejorar su situación laboral.

Inconvenientes del jobhopping

El cambio frecuente de trabajo también tiene sus inconvenientes en varios aspectos, ya que hay que recordar que las tendencias de las décadas pasadas eran completamente diferentes a las de ahora y eso puede chocar con el pensamiento de los más jóvenes. Entre estos inconvenientes están:

  • Sensación de falta de estabilidad. En muchas personas este cambio laboral continuo provoca una ausencia de estabilidad que puede causar una angustia e incertidumbre por la situación que se dará en el futuro.
  • Problemas de salud como el estrés también son frecuentes en los jobhoppers, pues buscar empleo o empezar en uno nuevo suele causar un sentimiento de desconocimiento que se traduce a sufrir este trastorno.
  • Problemas para encontrar empleo. Las personas encargadas de contratar gente suelen descartar a personas que cambien mucho de empleo en muy poco tiempo, pues esto les hace pensar que realmente no están cualificados o no son responsables.
  • También provocan una desconfianza, pues las variaciones de trabajo hacen pensar que esa persona no tiene perspectiva a largo plazo ni compromiso con la empresa, por lo que puede ser motivo de descarte en una entrevista.
  • Menos especialización. Los empleados que no permanecen en su puesto durante un tiempo no pueden desarrollar una especialización en el tema, lo que también puede suponer una desventaja a la hora de encontrar trabajo.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dr. Jesús Sanz, experto en espondilitis anquilosante

El reumatólogo Jesús Sanz nos habla de la espondilitis anquilosante, un problema que se origina en la columna.

Dr. Jesús Sanz

Dr. Jesús Sanz, reumatólogo del Hospital Puerta de Hierro, experto en espondilitis anquilosante
“En la práctica clínica somos capaces de tener en remisión a casi el 50% de los pacientes con espondilitis anquilosante; no están curados, pero están perfectamente controlados, y pueden desarrollar una actividad normal en su vida diaria”

Salud en cifras

1.500
menores son diagnosticados de cáncer cada año en España
'Fuente: 'Registro Español de Cáncer Infantil''

PUBLICIDAD