PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Nutrición y sida
Una correcta nutrición favorece la función del sistema inmunitario y la capacidad del organismo para combatir infecciones, y mejora la respuesta al tratamiento, lo que en el caso de los pacientes de sida resulta vital.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Cómo hacer frente a las complicaciones del sida

Algunos síntomas, como la diarrea, inflamaciones y molestias en la boca, náuseas y vómitos, inapetencia, alteraciones al percibir el sabor de los alimentos, trastornos digestivos, y resfriados que se acompañan de tos, dolor de garganta y fiebre, entre otros muchos, empeoran los problemas de alimentación de los enfermos de SIDA.

Te ofrecemos algunas recomendaciones para mantener una dieta equilibrada a pesar de los inconvenientes.

Inapetencia Diarrea

La diarrea es responsable de que el organismo pierda agua y minerales, pérdida que se acentúa cuando se acompaña de vómitos. Cuando la diarrea es grave, ocasiona deshidratación y mala absorción de los alimentos, lo que provoca malnutrición y adelgazamiento, y menor resistencia frente a otras enfermedades.  

Para controlar mejor la diarrea:

  • Beba abundantemente y con frecuencia, a lo largo del día y la noche, y después de defecar.
  • Salvo indicación médica, no debe dejar de comer, pero sí cambiar el tipo de alimentación y evitar ciertos alimentos.
  • Coma purés, gachas de cereales, arroz, pan blanco, patatas, sopas, zumos de fruta...
  • Evite alimentos que agravan la diarrea como las hortalizas y frutas verdes o ácidas, los picantes y los productos integrales, así como aquellos que producen gases (coliflor, coles de Bruselas, lechuga, cebolla…).
  • Elimine de la dieta el café, el té y el alcohol porque pueden aumentar la deshidratación.
  • Reduzca la ingesta de grasas, porque pueden intensificar la diarrea. Los alimentos deben tomarse hervidos en vez de fritos.
  • Si tiene dificultades para digerir la leche, sustitúyala por yogur.
  • Coma pequeñas cantidades, pero con frecuencia.

Inapetencia Náuseas y vómitos

Las náuseas, que en ocasiones son el efecto secundario de algún medicamento, hacen que el paciente pierda el apetito. Si el enfermo tiene también vómitos, corre el grave peligro de deshidratarse. En caso de que le resulte muy difícil comer, puede intentar ingerir, en pequeñas cantidades, pero con la mayor frecuencia posible, agua, zumos de fruta natural y sopas de verdura.

Para aliviar las náuseas:

  • Siéntese para comer y no se acueste de nuevo hasta que no hayan pasado una o dos horas.
  • Es mejor que otra persona cocine los alimentos, ya que durante la preparación de los mismos los olores que desprenden podrían agudizar las náuseas. En caso de que nadie pueda cocinar para usted, consuma alimentos que requieran poca preparación.
  • Huela cáscaras de naranjas o limones, y beba infusiones de hierbas.
  • Beba mucho líquido después de las comidas.
  • Consulte a su médico si puede tomar algún medicamento para reducir las náuseas.

InapetenciaInapetencia

La inapetencia es un síntoma habitual de los pacientes de SIDA, y su causa puede ser orgánica (dolores, infecciones...), o funcional (ansiedad , depresión ...). Aunque el enfermo no tenga sensación de hambre, es importante que no reduzca el consumo de alimentos para evitar el adelgazamiento y la malnutrición. Algunos consejos son:

  • Coma siempre que tenga apetito aunque no se ajuste al horario de comidas habitual.
  • Reparta los alimentos en pequeñas cantidades a lo largo del día.
  • Pruebe diferentes alimentos, y diferentes formas de cocinarlos, hasta que encuentre alguna receta que le guste.
  • Beba mucho líquido (especialmente agua, leche, zumos naturales e infusiones de hierbas), pero siempre después de las comidas.
  • Pruebe a añadir especias y sustancias aromatizantes a los platos, procurando que su aspecto sea lo más atractivo posible.
  • Evite los líquidos con gas (refrescos, cerveza...), el alcohol, y los alimentos que producen gases, porque producen sensación de plenitud y reducen el apetito.
  • Practique ejercicio para estimular el apetito.
  • Intente comer siempre acompañado por familiares o amigos, y en una habitación ventilada y libre de olores.

Inapetencia Dolor o molestias en la boca

Es frecuente que los enfermos de SIDA tengan inflamaciones en la boca y la lengua, que pueden entorpecer la ingesta de alimentos. En estos casos:

Coma solo alimentos blandos como purés (pueden ser de verduras enriquecidos con carne o pescado, por ejemplo), sopas, cremas, pastas y arroz muy cocidos, yogures y frutas blandas (plátanos, aguacates, kiwis, chirimoyas, mango), que también se pueden triturar para hacer una papilla.

  • Ablande el pan y los cereales con leche, zumo o agua.
  • Utilice una pajita si le resulta más fácil beber así los líquidos.
  • No tome alimentos o bebidas demasiado fríos o demasiado calientes.
  • Evite los alimentos muy salados, muy picantes, muy ácidos o muy amargos, y todos los que requieran una gran masticación, o resulten pegajosos o difíciles de tragar.

Inapetencia Trastornos digestivos

Entre las molestias digestivas típicas de los pacientes con SIDA destacan las dificultades que tienen para digerir ciertos alimentos, el estreñimiento y la hinchazón. Estos trastornos suelen tener su origen en un daño a la flora bacteriana, en ocasiones debido a los antibióticos u otros medicamentos que toman para combatir las infecciones.

Es conveniente que:

  • Mastique despacio porque esto facilitará la digestión.
  • Elija aquellos alimentos más fáciles de digerir.
  • Si el médico le recomienda determinados alimentos, tómelos regularmente, como si se tratase de medicamentos o un tratamiento que tiene como objetivo reducir o eliminar el trastorno digestivo que padece.
  • Pruebe a eliminar ciertos alimentos de la dieta para ver si así se encuentra mejor. Cada persona es distinta y lo que sienta bien a unos, puede resultar indigesto para otros.
  • Para combatir el estreñimiento, beba mucha agua, coma en pequeñas cantidades a lo largo del día, y consuma gran cantidad de frutas, hortalizas crudas y cereales integrales, por su alto contenido en fibra.
  • Practique ejercicio todos los días. Mantenerse activo previene y alivia el estreñimiento.
  • Para atenuar la sensación de hinchazón, limite el consumo de líquidos durante las comidas, elimine de su dieta todos aquellos alimentos que producen gases, así como las bebidas efervescentes. Descubra si existe algún alimento que le resulte particularmente difícil de digerir.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD