PUBLICIDAD

Noticias Tercera edad

La cafeína podría ser una aliada contra la demencia en mujeres

Diversos estudios han encontrado una relación directa entre el consumo de cafeína y beneficios para la salud. Ahora, un nuevo trabajo asocia la ingesta de esta sustancia con un posible efecto protector sobre la cognición.
Una mujer ingiere una taza de café caliente

Las mujeres que tomaban 261 miligramos de cafeína al día -unas dos o tres tazas de café- tenían un 36% menos riesgo de sufrir deterioro cognitivo.

14 de Octubre de 2016

Cuando ingerimos bebidas o alimentos que contienen cafeína, principalmente a través del café, el , los refrescos o el chocolate, nos sentimos más enérgicos y despiertos. Incluso diversos estudios han demostrado que el empleo de la cafeína puede tener un efecto terapeútico en el tratamiento de las migrañas, la apnea infantil o las alergias, entre otros; o mejorar el rendimiento deportivo. Ahora, un estudio realizado en humanos suma beneficios relacionando la ingesta de cafeína con un posible efecto protector sobre la cognición.

Incluir la cafeína en la dieta puede tener efectos positivos para prevenir trastornos mentales como la demencia o el deterioro cognitivo global

La investigación, encabezada por la doctora especializada en neurociencia Ira Driscoll, y publicada en el Journals of Gerontology, se inició para buscar la posible relación entre el consumo de cafeína y la incidencia de deterioro cognitivo o demencia probable en las mujeres mayores de 65 años del Women’s Health Initiative Memory Study.

Tras el análisis de los datos de una muestra de 6.467 mujeres postmenopáusicas a lo largo de diez años, el equipo investigador concluyó que las que consumían a diario más de 261 miligramos de cafeína -unas dos o tres tazas de café- veían reducido en un 36% el riesgo de sufrir demencia o deterioro cognitivo global. Los investigadores tuvieron en cuenta factores de riesgo como la terapia hormonal, el índice de masa corporal, edad, raza, nivel educativo, calidad del sueño, presión arterial, enfermedad cardiovascular previa, depresión, diabetes, y consumo de tabaco y alcohol.

El resultado de este estudio, realizado en la Universidad de Wisconsin-Milwaukee (Estados Unidos), es interesante desde el punto de vista de la prevención del deterioro cognitivo, pero también abre la puerta para continuar investigando cuáles son los mecanismos que están implicados en la aparición de los trastornos que perjudican las facultades mentales.

Consumo de cafeína sí, pero moderado

Si bien la inclusión de la cafeína en nuestra dieta puede tener efectos beneficiosos para la salud, su consumo debe ser siempre moderado, ya que está ampliamente demostrado que un abuso de cafeína implica consecuencias negativas para la salud. Los efectos varían desde el insomnio, los temblores, la agitación, o las taquicardias, hasta problemas de tipo digestivo como, por ejemplo, diarrea o dolores de tipo abdominal.

De hecho, en 1994, la Asociación Americana de Psiquiatría definió el síndrome de dependencia a la cafeína, relacionando el abuso de esta sustancia con una dependencia similar a la que provocaban ciertas drogas. Por lo que cafeína sí, pero con moderación.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''