PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
El café, mitos y virtudes
Hasta hace no demasiado al café se le asociaban más contraindicaciones que beneficios. Sin embargo, en los últimos años son muchos los estudios que se centran en sus propiedades positivas para el organismo.
Escrito por Adriana Hernández, Periodista experta en nutrición y vida sana

Contraindicaciones del café

Contraindicaciones del café

Un consumo excesivo de café puede anular todos sus efectos beneficiosos

Para ser honestos, no se puede afirmar que el café sea recomendable para todos los públicos así sin excepciones. Lo cierto es que hay ciertas contraindicaciones que debemos conocer antes de tomar o dejar tomar esta bebida, así como conocer dónde debemos poner el límite en lo que a nuestra afición cafetera se refiere.

Estos son algunos de los casos más destacados en los que tendrás que moderar tu consumo de café o incluso dejarlo a un lado por completo si quieres mantener intacta tu salud:

  • Padeces con frecuencia palpitaciones o extrasístoles, debido a las acciones del café sobre el sistema nervioso.
  • Tomas antidepresivos, ya que puede provocar hipertensión y fuertes dolores de cabeza de manera reiterada.
  • Estás ingiriendo sales de hierro como suplemento alimenticio, porque se pueden formar complejos insolubles que impedirán la asimilación de este mineral.
  • Ya has tomado varias tazas en el mismo día. Un consumo excesivo, considerado como unas seis tazas diarias, afectan al rendimiento intelectual, desapareciendo todos los efectos positivos.
  • Tienes la tensión elevada o eres hipertenso, pregunta a tu médico si puedes tomar café y en qué cantidades, pues esta bebida puede aumentar todavía más tu presión arterial.
  • Sufres frecuentes molestias estomacales como úlcera o gastritis, pues el café contiene ácido clorogénico que puede dañar la pared estomacal y causar daños si se consume con el estómago vacío.
  • Estás embarazada, ya que el café podría influir en el desarrollo del feto y además la cafeína que contiene puede provocar que tenga un bajo peso al nacer, según un estudio.
  • Das de mamar al bebé, ya que la cafeína puede pasar al niño a través de la leche materna. Consume poco y siempre después de que el niño haya mamado.
  • Si eres atleta no abuses del consumo de café, pues tu organismo puede acostumbrarse a él y no responder aumentando el rendimiento cuando se necesita, según una investigación.

Actualizado: 13 de Marzo de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD