PUBLICIDAD

El café, mitos y virtudes
Hasta hace no demasiado al café se le asociaban más contraindicaciones que beneficios. Sin embargo, en los últimos años son muchos los estudios que se centran en sus propiedades positivas para el organismo.
Escrito por Adriana Hernández, Social Media Manager y periodista experta en nutrición y vida sana

Efectos positivos del café sobre la salud

Efectos positivos del café para la salud
Un buen café puede ayudarte a mitigar algunos problemas de salud

Actualizado: 30 de septiembre de 2019

Para el corazón, la cabeza, el hígado…, ¿quieres saber qué tipo de problemas de salud puede ayudarte a resolver una buena taza de café? Si la respuesta es que sí, aquí tienes las respuestas en forma de sus propiedades o potenciales beneficios para el organismo:

  • En la mente: una o dos tazas de café al día puede tener consecuencias favorables sobre el sistema nervioso, algo interesante para los estudiantes, los trabajadores en turno de noche o los conductores de viajes largos, pues evita los accidentes de tráfico. La cafeína, según un estudio publicado en la revista Neuropsychobiology y otro en Psychopharmacology, ayuda a reducir el cansancio físico y mental, nos despeja, ayuda a mantenernos alerta, amplia la capacidad de memoria y mejora la concentración. Otra investigación, publicada en Nutrition Bulletin, descubrió que el café también permite pensar con mayor rapidez y claridad, al mismo tiempo que mejora la coordinación corporal y los reflejos.
  • Frente a los dolores de cabeza: para los que sufren migrañas o dolores también puede ser su panacea, ya que la cafeína ejerce una acción vasodilatadora que alivia estos síntomas, de ahí que se incluya en la composición de muchos analgésicos. Eso sí, hablamos de un consumo moderado, en exceso puede provocar el efecto contrario y desencadenar episodios de migraña, según constataron recientemente investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard y el Birgham and Women’s Hospital. 
  • Para la tensión arterial: más cosas, si sueles tener frecuentes bajadas de tensión, esta bebida tiene una acción estimulante sobre el corazón, aumentando la frecuencia cardiaca, el riego sanguíneo y la tensión arterial, un efecto beneficioso para las personas que padecen frecuentes bajadas de tensión. Además, parece que es capaz de reducir las probabilidades de tener un accidente cerebrovascular, según un estudio sueco y otro japonés.
  • Sobre el corazón: si seguimos con los efectos positivos sobre el corazón, según un estudio realizado en Grecia, los individuos que mantenían un consumo moderado de café (menos de 300 miligramos al día), tenían menor riesgo de infarto que aquellos que tomaban mayores cantidades e incluso que aquellos que no lo consumían habitualmente. Además, una investigación demostró que no existe un vínculo entre el consumo de café y las cardiopatías coronarias.
  • En el hígado: y si miramos por nuestro hígado, una de las últimas investigaciones elaborada por el National Cancer Institute de Estados Unidos, relaciona el consumo habitual de tres o más tazas de café con una progresión más lenta (en un 53% frente a los no bebedores) de las enfermedades hepáticas avanzadas relacionadas con la hepatitis C. Por su parte, un estudio publicado en Jama Internal Medicine, observó que tomar cuatro o más tazas de café al día reducía un 80% el riesgo de cirrosis.
  • Respecto a la diabetes: el café puede reducir la aparición de diabetes mellitus tipo II, concretamente podría reducir ese riesgo entre un 42% y un 67%, según un estudio publicado en Diabetología y otro en Nutrition, Metabolism and Cardiovascular Diseases. Los ácidos clorogénicos originan nuevos compuestos, entre los que destacan las quinolactonas, aparentemente implicadas en una reducción significativa del riesgo de padecer diabetes mellitus tipo II. Aunque es pronto todavía para recomendar el café como estrategia de salud en este sentido.
  • Buena fuente de antioxidantes: especialmente los posos del café parecen tener un efecto antioxidante en las personas y probiótico, según un estudio español. Este descubrimiento podría ayudar a crear alimentos funcionales para la salud. No hay que olvidar que el café se ha asociado a una vida más larga.
  • Acción contra el cáncer: diversos estudios afirman que tomar café moderadamente puede reducir el riesgo de varios tipos de cáncer. Las posibilidades de desarrollar un cáncer de hígado podrían reducirse hasta un 40% si se toma café, según una investigación de Gastroenterology y otro del International Journal of Cancer.  Otro trabajo determinó que los que bebían entre 4 y 5 tazas de café al día podían reducir hasta un 15% el riesgo de cáncer colorrectal. El café también podría estar relacionado con menos riesgo de melanoma cutáneo, expone el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, y menos posibilidades de cáncer de mama.
  • Beneficioso para pacientes con enfermedad renal: los pacientes con enfermedad renal crónica que toman cantidades elevadas de cafeína tienen un 24% menos riesgo de fallecer por cualquier motivo, explica un estudio estadounidense de 2017.
  • Reduce el riesgo de mortalidad por cualquier causa: así lo aseveran diversos estudios, como uno realizado en 2015 durante diez años por investigadores del grupo CIBER-OBN de Medicina Preventiva de la Universidad de Navarra entre 20.000 voluntarios, que concluyó que consumir café habitualmente –entre una y 6 tazas diarias– se asociaba de forma significativa con una menor mortalidad, especialmente en personas mayores de 55 años. Otro norteamericano, llevado a cabo por el National Cancer Institute con más de 400000 participantes durante 13 años (1995-2008) también ligaba el consumo de café a una mayor longevidad, al comprobar que las personas que bebían 3 o más tazas de café al día presentaron alrededor de un 10% menos de riesgo de morir por cualquier causa.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD