PUBLICIDAD

Noticias Tercera edad

Un fármaco para la artritis podría prevenir la estenosis aórtica

Un nuevo estudio descubre que un fármaco que se emplea para tratar la artritis reumatoide podría ayudar a prevenir la estenosis de la válvula aórtica, una patología cardíaca frecuente en las personas de edad avanzada.
Un fármaco para la artritis podría prevenir la estenosis aórtica

La cadherina-11 (CDH-11) juega un papel clave en la estenosis de la válvula aórtica.

22 de Junio de 2017

Un fármaco utilizado actualmente para el tratamiento de la artritis reumatoide podría tener el potencial de ser el primer medicamento para prevenir la estenosis de la válvula aórtica, una enfermedad del corazón, bastante común y potencialmente mortal, causada por la acumulación de depósitos de calcio en la válvula aórtica del corazón. Esa es al menos la conclusión a la que ha llegado un nuevo estudio, dirigido por el profesor David Merryman de la Universidad de Vanderbilt (Estados Unidos).

El único tratamiento que hay disponible en la actualidad para la estenosis de la válvula aórtica pasa por una cirugía, que consiste en la reparación o el reemplazo de la válvula aórtica

La investigación, publicada en la revista Circulation, se ha centrado en la cadherina-11 (CDH-11), una proteína producida por las células denominadas fibroblastos, presentes en las válvulas del corazón. Dicha proteína es esencial para la cicatrización de heridas, pero según los investigadores también juega un papel clave en la estenosis de la válvula aórtica. No en vano, a medida que envejecemos el corazón va perdiendo elasticidad, y los fibroblastos se vuelven hiperactivos y producen cantidades excesivas de CDH-11, lo que conduce a la inflamación de la válvula aórtica.

El equipo comenzó a investigar el papel de la CDH-11 en 2013, cuando se compararon dos estudios que demostraban de manera accidental cómo activar y desactivar la proteína podría controlar la actividad de los fibroblastos y la calcificación celular. Ahora, en este último estudio, los investigadores evaluaron los efectos de un fármaco antiinflamatorio llamado SYN0012, empleado en casos de artritis, cuando se une a CDH-11 en la superficie celular de las válvulas aórticas.

Sobre la base de estos hallazgos, el equipo cree que el medicamento podría detener el avance de la estenosis de la válvula aórtica, lo que ahorraría muchas intervenciones quirúrgicas y muertes. Eso sí, los autores señalan que es necesario llevar a cabo ensayos clínicos en humanos para poder comprobar si realmente el fármaco tiene los efectos esperados.

El medicamento podría convertirse en una alternativa a la cirugía

La estenosis de la válvula aórtica está causada por la acumulación de depósitos de calcio que provocan que dicha válvula se reduzca o endurezca, con lo que el flujo de sangre que circula a través de la apertura de la válvula aórtica se ve reducido. Como resultado, el ventrículo izquierdo del corazón tiene que trabajar más duro con el fin de impulsar la sangre a través de la apertura, lo que puede provocar su endurecimiento, al aumentar el grosor de sus paredes.

En sus casos más leves este trastorno puede provocar dolor torácico en los pacientes, pero si no se trata puede conducir a alteraciones del ritmo cardiaco, producir paros cardíacos, y limitar la sangre que llega al cerebro y al resto de los órganos. En la actualidad, el único tratamiento posible para esta patología que afecta principalmente a los adultos de edad avanzada, pero que también puede aparecer de manera congénita, es la cirugía, que consiste en la reparación o el reemplazo de la válvula aórtica.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dra. Victoria Martínez Morón

Responsable de la Unidad de Láser Vulvovaginal y Suelo Pélvico del Instituto Palacios.

Dra. Victoria Martínez Morón

Experta en rejuvenecimiento vaginal de la Unidad de Láser Vulvovaginal y Suelo Pélvico del Instituto Palacios
“El rejuvenecimiento vaginal mejora la hidratación, la elasticidad y la textura de los tejidos vulvovaginales, lo que se traduce en una mejoría de la sequedad vaginal, disminución de picor e irritación, y aumento de lubricación vaginal y disminución de molestias durante el coito”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
puede aumentar el riesgo de muerte una mala salud bucodental
'Fuente: 'Universidad de Ciencias Médicas de Teherán''