PUBLICIDAD

Tercera edad
Telegeriatría
El empleo de las nuevas tecnologías en el ámbito de la salud permite a los adultos mayores recibir atención médica sin salir de su domicilio gracias a la telegeriatría, que es la telemedicina destinada a la tercera edad.
Escrito por Marina García, Periodista, experta en salud y tercera edad

Teleasistencia, atención 24 horas a personas mayores

La teleasistencia, una de las opciones que ofrecen telemedicina y telegeriatría, permite que las personas mayores o en situación de dependencia estén protegidas, seguras, tranquilas, y se sientan acompañadas, en cualquier momento del día, con independencia del lugar donde residan. Esto se consigue gracias a la instalación en su domicilio de un terminal que va asociado a la línea de teléfono. A su vez, el dispositivo incluye un pulsador que la persona debe llevar con él colgado o en una pulsera en la muñeca. De esta forma, cuando el usuario tiene un problema en su domicilio, sólo tiene que apretar el pulsador, e inmediatamente se pone en contacto con el centro de atención, en modo manos libres, para indicar lo que le sucede sin necesidad de tener que coger el teléfono.

Este servicio lo puede solicitar en cualquier momento del día, y siempre es atendido por el profesional más apropiado para resolver su percance o cubrir su necesidad, que puede ser desde atención médica tras un accidente doméstico, recordar la próxima cita médica, la ayuda en la higiene diaria, cuidados de enfermería o, simplemente, hablar en un momento de soledad. En el caso de que fuese necesario, el profesional sanitario o socio-sanitario acudiría al hogar del solicitante.

Gracias a este servicio, los adultos mayores o las personas dependientes mejoran su calidad de vida porque les permite permanecer en su domicilio, siguiendo con su vida, pero sintiéndose más seguros; mientras que quienes viven en zonas rurales alejadas del núcleo urbano y no tienen acceso fácil a un profesional sanitario, con la teleasistencia son atendidos cualquier día sin moverse de casa.También es un gran apoyo para los familiares porque se sienten más tranquilos sabiendo que su ser querido recibirá el servicio que necesiten en todo momento, y que serán avisados si le ocurre algo grave.

La teleasistencia en personas con demencia o alzhéimer

El servicio de teleasistencia ofrece importantes beneficios a las personas con demencia o alzhéimer. Debido a su enfermedad suelen desorientarse, salen a la calle solos, y de repente no saben dónde van, no se ubican, y no son capaces de volver a casa; incluso la desorientación puede aparecer en su propio hogar, al no saber dónde está su cama, la medicación, la comida, etcétera. Este problema les convierten en personas totalmente dependientes que necesitan estar siempre acompañadas, sobre todo cuando no se encuentran en su domicilio.

Aunque estas personas necesitan un cuidador, también les resulta de gran ayuda el servicio de teleasistencia con funciones específicas para ellos. Las personas con demencia pueden contar con un dispositivo GPS que al llevarlo encima les hace estar localizados en todo momento, existiendo la posibilidad de poder contactar con ellos gracias a la función de manos libres que incorpora el dispositivo.

Gracias a dicho servicio estos pacientes, que no suelen tener problemas físicos, se encuentran con más confianza para salir a dar un paseo o a hacer la compra; mientras que sienten el respaldo de saber que alguien les puede recordar datos tan importantes como es el horario de su medicación o la dirección de su domicilio. Este  servicio completa los sistemas integrales de atención sanitaria y social que existen para las personas con demencia o alzhéimer.

Quién puede solicitar el servicio de teleasistencia

Actualmente existen empresas privadas que ofrecen este servicio a cualquier persona que lo desee por una cuota económica en la que se incluye la colocación del dispositivo, la tecnología necesaria, y la atención de diferentes profesionales. En este caso no es necesario cumplir ningún requisito, simplemente el domicilio del usuario debe estar en el área en el que la empresa ofrece el servicio.

Por otro lado, también existe la posibilidad de solicitar el servicio de teleasistencia a una entidad pública, ya que cada vez más ayuntamientos ofrecen el servicio dentro de su cartera de ayudas a la ciudadanía a un precio mucho más reducido que el de una empresa privada. Sin embargo, en este caso sí se pide que el solicitante cumpla unos requisitos, que varían de una entidad a otra, pero que pueden ser los siguientes:

  • Ser mayores de 65 años.
  • Tener reconocido un grado concreto de discapacidad.
  • Que el usuario viva solo.
  • Que el usuario tenga capacidad de comprensión para utilizar el dispositivo.
  • El usuario debe padecer una enfermedad concreta.

Además, dependiendo de la renta del solicitante, en algunos casos el servicio el gratuito o conlleva una cuota anual.

Actualizado: 7 de Junio de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD