PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Deporte e higiene íntima
El aumento de la temperatura corporal y de la sudoración, y la fricción que sufren los pies y la zona púbica al realizar ejercicio, hacen necesario extremar la higiene íntima para proteger la piel y evitar infecciones.
Escrito por Inma D. Alonso, Periodista experta en salud y bienestar

Higiene corporal antes y durante el ejercicio

Al igual que damos importancia al calentamiento previo, antes de iniciar una actividad deportiva –sea del tipo que sea– debemos seguir una serie de pautas básicas para cuidar la higiene corporal –y especialmente la de la zona íntima– porque la sudoración y el roce de prendas, calzado y material deportivo, pueden contribuir a la aparición de infecciones.

En primer lugar hay que elegir el calzado y la ropa más adecuados para el ejercicio que vamos a realizar. Es necesario primar la comodidad por delante de las modas y la estética y buscar aquellas prendas elásticas que mejor se adapten a nuestro cuerpo sin que aprieten, porque así podremos centrarnos en el ejercicio y evitaremos las molestias que nos puedan ocasionar la ropa y el calzado, al mismo tiempo que prevenimos la aparición de rozaduras e irritaciones.

También es importante que la ropa transpire bien y que esté confeccionada con el material adecuado para el tipo de ejercicio que vamos a realizar –mejor materiales naturales que sintéticos– y las condiciones meteorológicas, porque no es lo mismo correr que levantar pesas, y tampoco lo es hacer ejercicio en un gimnasio que practicarlo al aire libre.

Por ejemplo, en el caso de los calcetines es mejor que estén elaborados con algodón (100%) y si realizamos ejercicios en espacios abiertos en cualquier estación del año, buscaremos prendas que sean específicas para épocas de calor y para épocas de frío, como los cortavientos, impermeables, o forros polares.

Recuerda que la ropa y el calzado deportivo son personales e intransferibles. Y con esto no queremos decir que no puedas prestar una prenda a alguien en un momento determinado, pero sí que tengas en cuenta que el intercambio habitual de la ropa deportiva es una potencial fuente de contagio de infecciones.

Otra medida de higiene mientras realizamos ejercicio físico es utilizar una toalla limpia y seca para retirar el sudor, en el caso de que sea excesivo. Una vez finalizado el ejercicio lavaremos tanto la toalla, como el resto de la ropa deportiva utilizada. 

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dr. Santiago Palacios

El Dr. Santiago Palacios, experto en ginecología, es el director del Instituto Palacios.

Dr. Santiago Palacios

Ginecólogo experto en salud vaginal
"El riesgo de vaginitis e infecciones vaginales aumenta cuando la flora vaginal se altera por el uso de geles inadecuados, lavados excesivos intravaginales, ropas que no transpiren, o relaciones sexuales poco higiénicas"

PUBLICIDAD

Salud en cifras

6%
se redujo el desperdicio de alimentos de los hogares españoles en 2016
'Fuente: 'Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente''