Higiene íntima en verano, consejos para evitar infecciones

En verano aumenta el riesgo de infecciones en la zona genital, como la cistitis, por la exposición continuada a la humedad con los baños en playas o piscinas. Estos consejos de higiene íntima te ayudarán a prevenir sus molestias.
Higiene íntima en verano, consejos para evitar infecciones

Actualizado: 26 de noviembre de 2022

En verano apetece estar en remojo en playas y piscinas, pero la humedad, sumada al calor y al sudor, puede ser un arma de doble filo, y es que es el microclima perfecto para la proliferación de bacterias que promueven la aparición de infecciones como la cistitis. Para evitarlo, te damos algunas recomendaciones sobre cómo debe ser tu higiene íntima en los meses de verano.

PUBLICIDAD

Según nos cuenta el Dr. Joan Matas, ginecólogo integrativo, “en verano aumenta el riesgo de sufrir infecciones de orina debido a los posibles cambios en la microbiota vaginal y, por tanto, del grado de acidez (pH) de la misma”. Esta alteración puede predisponer también a otros problemas genitales como la candidiasis o la vaginosis bacteriana.

Consejos para mantener una higiene íntima en verano

Tal y como nos cuenta el experto, la cistitis está causada por la instalación de una bacteria dentro de la vejiga, que provoca síntomas como inflamación en el tracto urinario que causan molestias, escozor, dolor, sensación de no haber terminado de miccionar y, en los casos más graves, incluso sangrado al ir al baño.

En la playa y la piscina se recomienda cambiarse el bañador húmedo por uno seco, o por ropa interior de algodón

Otra de las cosas que también aumenta el riesgo de infecciones íntimas en verano es el exceso de higiene. Sí, con el calor sudamos más y tendemos a darnos más duchas, “muchas mujeres al notar el exceso de sudor tienden a aumentar la higiene diaria, provocando cambios en nuestra flora vaginal”, explica la Dra. Carolina Paladino, especialista en ginecología y obstetricia.

PUBLICIDAD

Excedernos en la limpieza de nuestros genitales puede ser contraproducente, pues haciendo esto muchas veces al día eliminamos las bacterias protectoras, dejando la zona a merced de los patógenos. Sin embargo,  existen soluciones limpiadoras sin jabón que pueden usarse varias veces al día, ya que no causan ni irritaciones ni sequedad, estas son las más recomendadas para la higiene íntima.

6 consejos para evitar infecciones íntimas en verano

Hay una serie de consejos que se suelen dar para evitar las infecciones urinarias y las infecciones vaginales en verano, que causan picor, molestias o mal olor; son pequeños hábitos que no suponen un gran esfuerzo y que te pueden ahorrar algún que otro disgusto o visita al médico. Entre ellos se encuentran:

  • Gel íntimo para evitar las infecciones de verano

    Limpia tus genitales con un gel específico para la zona

    La Dra. Carolina Paladino, especialista en ginecología y obstetricia, nos explica que “la higiene diaria es importante realizarla una vez al día, con productos que tengan un pH adecuado, evitando la higiene excesiva”. Por su parte, la Dra. Marta Recio añade que “los genitales hay que lavarlos o con agua sola, o con productos de higiene íntima especiales y de calidad, ya que el pH no es el mismo que el del cuerpo, y, sobre todo, nunca lavar con jabón la vagina”.

    En el mercado existen productos específicos para la higiene íntima, que además de tener un pH compatible con el de los genitales, también pueden aportar un extra de hidratación –con aloe vera, camomila o bardana– o confort.

    PUBLICIDAD

  • Evita la humedad íntima para frenar las infecciones de verano

    Evita la humedad

    “Lo más importante es evitar el exceso de humedad en la zona genital; primero, usando ropa interior 100% algodón (no solo la parte del slip de la braguita) y evitando el uso de salvaslips o compresas innecesarias, y, si son necesarias, usarlas de algodón”, nos explica la ginecóloga Marta Recio Rodríguez.

    Además, el Dr. Joan Matas añade que no hay que llevar puesto el bañador húmedo durante mucho tiempo, por lo que aconseja cambiarlo en cuanto se pueda por ropa interior seca, preferiblemente de tejido de algodón, y secar bien todos los pliegues. Lo ideal es llevarse varios bañadores en la bolsa de playa para poder cambiarlo en cuanto se sale del agua. Haz lo mismo si realizas algún deporte o actividad física.

    PUBLICIDAD

  • Mantén una buena hidratación para evitar las infecciones íntimas en verano

    Mantén una buena hidratación

    Una buena hidratación es clave para prevenir infecciones de orina, además de para evitar otros problemas causados por la deshidratación. El Dr. Joan Matas recomienda beber al menos entre un litro y medio y dos litros de agua al día. “Esto ayuda a que las micciones sean más frecuentes y con ellas arrastrar al exterior las bacterias que puedan haberse instalado en la vejiga urinaria, impidiendo su proliferación”.

  • Ropa holgada para evitar las infecciones íntimas en verano

    Usa ropa fresca y holgada

    Evita toda la ropa que pueda oprimir la zona genital, pues aumentará la sudoración, la humedad y el calor en esta parte tan delicada. Evita los pantalones ajustados o los tejidos que den mucho calor. Sigue el consejo que nos da la Dra. Marta Recio, “¡aprovechemos los vestidos fresquitos y aireados en esta época!”.

    PUBLICIDAD

  • Suplementos para evitar las infecciones íntimas en verano

    Suplementos en caso de reincidencias

    Si eres de las mujeres que tienen infecciones de repetición, la Dra. Carolina Paladino explica que podría ser recomendable el uso de simbióticos específicos para recuperar la flora vaginal. Por su parte, el Dr. Joan Matas nos cuenta que “en los casos de cistitis recurrentes, se puede consultar con un ginecólogo la idoneidad de emplear productos más específicos”. Entre ellos podrían estar los hidratantes vaginales.

  • Consumo de antioxidantes para frenar las infecciones íntimas en verano

    Más consumo de antioxidantes

    La alimentación también puede ayudar a evitar las infecciones, y esto se consigue especialmente con alimentos antioxidantes. Y es que los alimentos ricos en antioxidantes ayudan a reparar la inflamación local y generan un efecto acidificante que evita la proliferación bacteriana en la zona.

    “Hablamos de los cítricos y los frutos rojos, entre los que destaca el arándano rojo, que facilita la formación de una película antiadherente en los epitelios del tracto urinario, de tal forma que salvaguarda las mucosas y reduce el riesgo de molestias urinarias”, explica el Dr. Matas. Para conseguir esta protección también se puede optar por los suplementos alimenticios.

    PUBLICIDAD

Creado: 5 de agosto de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD