PUBLICIDAD

Vello púbico: guía para un pubis sano y cuidado
Descubre cómo cuidar tu vello púbico, los métodos de depilación íntima –con sus ventajas e inconvenientes– y diseños más solicitados, y si eliminar el pelo del pubis aumenta el riesgo de infecciones de transmisión sexual.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista especializada en vida saludable

Vello púbico: cuáles son sus funciones

Actualizado: 19 de noviembre de 2019

En los últimos tiempos la tendencia a la depilación corporal ha aumentado tanto en hombres como en mujeres; con la excusa de la higiene, o simplemente por estética, una gran mayoría de las personas eliminan los pelos de su piel. Pero algo más controvertido resulta el rasurado del vello púbico, que tiene tanto adeptos, como detractores, y por ello te contamos todo lo que debes saber para mantener esta delicada zona sana y cuidada.

El vello púbico comienza a aparecer entre los ocho y los 13 años de edad, en lo que se conoce como la pubarquia, un proceso que suele ocurrir antes en las niñas que en los niños. Su presencia en las zonas íntimas servía en tiempos remotos como indicador de fertilidad pero la realidad es que, como cualquier elemento del organismo, tiene unas determinadas funciones.

¿Cuáles son las funciones del vello púbico?

Según nos ha contado Sonia García Barbera, sexóloga y educadora sexual, el vello púbico cumple tres funciones: la principal es actuar como una barrera protectora ante posibles infecciones y agentes patógenos, como las enfermedades de transmisión sexual. En este sentido, las mujeres son más propensas a que alguna bacteria acceda a su interior por la forma y características de sus genitales.

El pelo de la zona íntima también tiene la finalidad de amortiguar –de ahí que su principal característica es que sea rizado–, para evitar rozaduras y fricciones contra la ropa interior, e incluso durante las relaciones sexuales.

La tercera función que refiere la sexóloga es que ayuda en la termorregulación de los genitales –especialmente cuando no llevábamos ropa–, algo muy importante en el caso de los hombres, pues la bolsa escrotal debe mantenerse a una correcta temperatura para que no se vea alterada la producción de espermatozoides y se consiga una buena fertilidad.

En cuanto al factor social, Sonia expone que el vello íntimo también actúa como un potenciador de la atracción sexual, pues es capaz de atrapar más las feromonas y hacer que ese olor, imperceptible pero atrayente, se perpetúe más en el tiempo, logrando así incrementar la química corporal a la hora de buscar pareja. Además, según su estética, el vello púbico, o su ausencia, puede resultar más o menos erótico dependiendo de los gustos particulares de cada cual.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD