PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Deporte e higiene íntima
El aumento de la temperatura corporal y de la sudoración, y la fricción que sufren los pies y la zona púbica al realizar ejercicio, hacen necesario extremar la higiene íntima para proteger la piel y evitar infecciones.
Escrito por Inma D. Alonso, Periodista experta en salud y bienestar

La higiene en la zona púbica del deportista

Mujer secándose tras la ducha

Después de la ducha sécate bien con una toalla limpia

Tanto en el caso de hombres como de mujeres, la sudoración en la zona púbica, así como el roce durante el ejercicio, pueden provocar irritaciones e infecciones. Para prevenirlas tan sólo es necesario seguir una serie de pautas básicas de higiene como:

  • Evitar usar ropa demasiado ajustada en dicha zona y optar por prendas que sean lo más transpirables posible, incluyendo la ropa interior de algodón u otras fibras naturales.  
  • En el caso de las mujeres, si por alguna razón no fuera posible ducharse una vez terminada la actividad física, es recomendable limpiarse bien con toallitas húmedas específicas para la higiene íntima.
  • Durante la ducha las mujeres pueden utilizar jabones íntimos y realizar lavados en la parte más externa del pubis para retirar por completo el sudor. No es necesario realizar duchas vaginales y tampoco es conveniente abusar de este tipo de productos, ya que la flora vaginal propia es la mejor barrera contra la micosis.
  • Los hombres también deben tener especial cuidado y retirar bien –con agua tibia– los restos de sudor y jabón del pene y las inglés.
  • Tanto para hombres como para mujeres, es conveniente secarse de manera adecuada esta zona con una toalla limpia y seca.

Es muy importante tener en cuenta que la higiene excesiva resulta tan perjudicial o más para la salud de nuestra piel como la falta de higiene, ya que lavarse demasiadas veces al día y frotarse con fuerza puede producir sequedad, rojeces, grietas e irritaciones en la piel.

Higiene íntima en los deportes acuáticos

Ya hemos mencionado la importancia de utilizar cremas protectoras para proteger la piel de las irritaciones causadas por el cloro y otros productos que se emplean habitualmente en las piscinas deportivas.

Además de esto, es importante tener en cuenta que:

  • No es conveniente permanecer con el bañador húmedo durante mucho tiempo después de haber realizado la actividad deportiva, sobre todo en el caso de las mujeres, ya que dicha humedad propicia el desarrollo de micosis y cistitis.
  • Tras el ejercicio, es muy importante eliminar bien los restos de cloro y de otros productos desinfectantes que puedan dañar el ph de la piel, así como utilizar cremas hidratantes que ayuden a regenerar la dermis y a mantenerla bien hidratada y protegida.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD