PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Higiene íntima masculina
Los hombres han de cuidar su higiene íntima tanto como las mujeres. Te ofrecemos pautas y consejos para el correcto aseo diario de los genitales y evitar problemas como la irritación o las infecciones.
Escrito por Enrique González, Periodista experto en salud y bienestar

Importancia de mantener una buena higiene íntima masculina

Higiene íntima masculina

La higiene íntima masculina no siempre recibe la atención que merece. Ya sea por falta de información o de interés, o por desconocimiento, algunos hombres cometen el error de no lavar adecuadamente sus partes pudendas, a pesar de las consecuencias negativas que esto puede acarrear. Malos olores, molestias e infecciones, son algunos de los problemas relacionados con un inadecuado aseo genital, y aun así parece que no se le otorga la relevancia suficiente.

La región genital del hombre es, por su configuración y función, propicia para la aparición de infecciones y otros problemas urológicos. Ya no solo porque a través de ella expulsamos orina y semen cuya acumulación puede producir infecciones, sino porque se trata de piel especialmente sensible al roce. A todo eso se añade que en ella acumulamos sudor, lo que facilita la proliferación de bacterias y hongos si no se lava diariamente.

Especialmente importante es mantener una correcta higiene íntima masculina en los momentos donde sudamos más, como durante el verano o tras la práctica del deporte, o cuando padecemos alguna enfermedad infecciosa o vírica. Igualmente es muy importante lavar los genitales después de mantener relaciones sexuales para evitar infecciones de transmisión sexual.

Pautas para una buena higiene íntima masculina

Contar con una higiene íntima apropiada no cuesta nada. Es tan sencillo como detenernos en los genitales mientras nos duchamos y seguir unas pautas básicas:

Higiene íntima masculina
  • No basta con limpiar la superficie del pene, sino que hace falta retraer el prepucio para que el agua y el jabón también actúen en la zona del glande. Sobre todo en aquellas partes del pene más ocultas por los pliegues o el frenillo.
  • Con suaves movimientos por la zona conseguirás extender el jabón a todos los rincones, y después debes aclarar con abundante agua.
  • Recuerda utilizar un jabón neutro para limpiar los órganos sexuales y aclarar con mucha agua.
  • Finalmente, seca con una toalla (preferentemente una que utilices solo para ese fin) muy bien toda la zona, evitando que quede húmeda para no dar oportunidad a la proliferación de bacterias.

Utilización de productos

Para contar con una buena higiene íntima es suficiente con agua y un jabón suave, con un PH adecuado. No obstante, existen cremas hidratantes o reparadoras para combatir la irritación o los picores en la región. Puedes encontrarlas en farmacias y son específicas, si bien lo mejor siempre es que te las recomiende un especialista.

Lo que sí debes evitar son esas tendencias inútiles de perfumar tus partes con desodorantes, colonias o jabones con olores. Lo único que conseguirás con ello es irritar tu piel y hacerla más vulnerable frente a posibles agresiones bacterianas.

Actualizado: 6 de Agosto de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD