Gel íntimo, imprescindible en la higiene femenina

El gel íntimo para la higiene femenina diaria debe adaptarse a cada necesidad y a cada etapa de la vida de la mujer. Te explicamos en qué fijarte para elegir el más adecuado en cada momento, especialmente en el verano.
Gel íntimo, por qué es clave para tu higiene íntima

Actualizado: 18 de junio de 2021

La zona íntima de la mujer, además de ser muy sensible, experimenta cambios a lo largo de la vida debido a las variaciones hormonales y a los hábitos de vida. Estas alteraciones hacen que su pH varíe, y si no se sigue una higiene diaria específica para la zona, pueden aparecer molestias, irritaciones, e incluso infecciones. Para evitar estos problemas es necesario el uso de un gel íntimo con unas características específicas.

Por qué es importante usar un gel íntimo para tu higiene diaria

Para entender la importancia de emplear un gel íntimo específico en la higiene diaria de la mujer, se debe saber que la zona vulvar está colonizada por un gran número de bacterias. Carmela Llorente, vocal de Dermofarmacia del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Badajoz, nos lo explica: “La flora vaginal actúa como una barrera de protección frente a las infecciones. Los lactobacilos (bacterias no perjudiciales), presentes en la flora vaginal, descomponen el glucógeno contenido en el moco vaginal. El resultado es la producción de ácido láctico, que acidifica el medio. Este entorno ácido fomenta el crecimiento de más lactobacilos, lo que inhibe la presencia de bacterias patógenas y evita infecciones”.

Hay que evitar geles agresivos o irritantes, y buscar los que respeten el pH de la zona íntima y no alteren las mucosas en exceso

En este sentido el pH (potencial de Hidrógeno) juega un papel fundamental. Estas siglas que tanto escuchamos en los anuncios de jabones corporales y que se relacionan con el cuidado de la piel y con su acidez, también está presente en la zona vaginal y necesita ser cuidado de forma específica. Como indica la vocal de Dermofarmacia “Las condiciones de pH en la vagina varían según las diferentes etapas de la vida (ciclo menstrual, embarazo, menopausia) y las actividades diarias. Cuando las condiciones cambian y se altera el equilibrio natural de las bacterias, como puede suceder por una incorrecta higiene, o por el uso del gel de baño corporal (incluso comprado en farmacia) para la zona íntima, cambia el pH apareciendo molestias, irritaciones, e incluso infecciones”.

Características que debe tener un gel íntimo

Es por ello que es necesario que la cosmética íntima se adapte a las necesidades de cada mujer y, por tanto, que sean productos específicos con unos estándares de seguridad superiores a los de otros cosméticos.

Características que debe tener un gel íntimo

A la hora de escogerlo, es importante evitar los geles agresivos o irritantes, y buscar aquellos que respeten el pH de la zona íntima y que no alteren las mucosas en exceso.

Para elegir bien tenemos que tener en cuenta que el gel íntimo:

  • Se pueda utilizar a diario.
  • Respete y mantenga el pH de la zona y conserve la flora bacteriana.
  • Su fórmula esté diseñada con activos “lavantes” suaves. Para ello se suelen incluir tensioactivos que aseguran su tolerancia.
  • No tenga perfumes, parabenos ni colorantes.
  • Incluya ácido láctico para que actúe como hidratante.
Características que debe tener un gel íntimo

Además, como explica la especialista en dermofarmacia, “se suelen incluir extractos de plantas como la camomila, la bardana, el tomillo o la soja con propiedades calmantes, antibacterianas o estrogénicas, e incluso clorhexidina para la prevención de estados infecciosos”. Otra de las sustancias que pueden contener es aloe vera, una planta con numerosas propiedades terapéuticas, a la que también se atribuye la capacidad de regular el pH de la piel.

Un gel íntimo para cada etapa de la vida de la mujer

Debido a los cambios hormonales, a las características fisiológicas de los genitales femeninos y a las variaciones en el estilo de vida que la mujer experimenta a lo largo de los años, es necesario que el gel íntimo que se utilice sea específico para cada etapa o momento de la vida, y siempre debe ajustarse al pH vulvar para conservarlo en los valores adecuados. Por ello, a la hora de elegirlo fíjate en su pH y en el que te corresponde:

  • Un gel íntimo para cada etapa de la vida de la mujer: infancia

    En la infancia

    No se generan estrógenos, se tiene pH7, es decir neutro, y la flora vaginal es escasa.

  • Un gel íntimo para cada etapa de la vida de la mujer: edad adulta

    En la pubertad y edad adulta

    Comienza la producción de estrógenos, el pH es más ácido (de 3,8 a 4,5) y se forma una flora protectora en la que principalmente se encuentran lactobacilos.

  • Un gel íntimo para cada etapa de la vida de la mujer: embarazada

    En el embarazo

    Continúa la producción de estrógenos, y el pH es de 3,5.

  • Un gel íntimo para cada etapa de la vida de la mujer: menopausia

    En la menopausia

    Se dejan de producir estrógenos, el pH vuelve a ser de 7, y la flora se reduce haciendo la zona más sensible y más expuesta a infecciones.

Higiene con un gel íntimo durante la menopausia

Como se ha comentado, con la llegada de la menopausia y la reducción de la producción de estrógenos, el pH de la zona vulvar es más ácido y la flora vaginal no protege como debería los genitales femeninos. “A esto hay que sumarle las posibles pérdidas de orina, frecuentes a partir de cierta edad, y el uso diario de compresas. Esto exige una higiene que evite que la zona se vuelva aún más vulnerable”, indica Carmela Llorente.

Higiene con un gel íntimo durante la menopausia

Es por ello que en esta etapa de la vida es fundamental mantener una higiene diaria de la zona con un gel íntimo de pH neutro, con propiedades calmantes y activos hidratantes.

Por qué es importante usar un gel íntimo en verano

A los cambios fisiológicos que la mujer experimenta a lo largo de los años, hay que sumarles ciertas circunstancias y hábitos que pueden alterar su flora vaginal. Una de estas situaciones que pueden provocar alteraciones es el verano. Y es que debido al calor, al uso de prendas ajustadas, a exponer la zona genital a una mayor humedad con los trajes de baño, y al estar en contacto con el cloro, entre otros factores, hace que sea más probable experimentar cambios en la flora y el pH de la zona íntima de la mujer, y por tanto, aumenten las posibilidades de tener una infección.

Por qué es importante usar un gel íntimo en verano

Es por ello que el uso de un gel íntimos adecuado durante la temporada estival resulta especialmente importante. A su vez, seguir estos consejos puede ayudar a proteger la zona:

  • Usa prendas holgadas de algodón, especialmente de cintura para abajo.
  • No te quites tu ropa interior si vas a probarte un bañador en una tienda.
  • Lleva a la playa o a la piscina un bañador o braga de bikini extra para cambiarlo cuando te mojes el que llevas puesto.
  • Utiliza ropa interior de algodón, ya que el nylon o la lycra favorecen el aumento de temperatura en la zona.
Gel íntimo

Combina el uso de gel íntimo con estos consejos

Junto con el uso diario de un gel íntimo adecuado, se aconseja seguir estos hábitos para mantener en buen estado la flora vagina y el pH con el fin de evitar infecciones y otros problemas:

  • Cuando hagas tus necesidades, límpiate de adelante hacia atrás para evitar que los patógenos que puedan encontrarse en el ano lleguen a los genitales.
  • Evita las duchas vaginales en las que se introduce líquido en la vagina, ya que la vagina se limpia sola de forma natural gracias al flujo vaginal, y el pH del agua que contiene este líquido difiere del pH de la zona vulvar. Por tanto, una ducha vaginal de este tipo puede alterar la barrera protectora.
  • Mantén una higiene adecuada antes y después de tener relaciones sexuales, incluso si se usa preservativo.
  • Durante la menstruación también es muy importante mantener un higiene adecuada para evitar que los restos de sangre y que las compresas alteren la zona. El uso de la misma compresa o tampón no debe superar las cuatro horas. Utilizar una copa menstrual de forma adecuada es una buena alternativa para mantener una buena higiene.
  • El estrés, el tabaco y la toma de ciertos medicamentos también pueden alterar la flora vaginal, por lo que evita en la medida de lo posible estados de estrés, deja de fumar y habla con tu médico si notas que algún tratamiento farmacológico está influyendo en tu salud vaginal.
  • Después de la ducha, seca bien la zona genital utilizando una toalla personal.

Creado: 18 de junio de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD