PUBLICIDAD

Embarazo
Las emociones ante la infertilidad
La mente es capaz de alterar el equilibrio de nuestro organismo, por ello el estrés o los bloqueos mentales pueden dificultar el embarazo. Te damos soluciones alternativas para afrontar emocionalmente la infertilidad.
Escrito por Antonia González Fernández, Bióloga, Naturópata y Coach experta en fertilidad y Medicina Reproductiva

Bloqueos emocionales que dificultan el embarazo

Al hablar de emociones y fertilidad, otro tema muy interesante y del que se está investigando de forma muy activa en la actualidad, es cómo los bloqueos emocionales afectan a la concepción, dificultándola e, incluso, produciendo abortos espontáneos.

Cuando hablamos de traumas infantiles, tales como abusos sexuales, maltrato, pérdida del padre o la madre a una edad temprana, alteración del sistema jerárquico en la familia… hablamos de cargas emocionales, que en muchas ocasiones no se superan con el crecimiento de la persona y producen bloqueos psicofísicos y el mal desarrollo de las funciones esenciales del ser humano. En este caso, la reproducción humana.

Es evidente que las emociones producidas por estos traumas tienen un alto impacto fisiológico, pudiendo llegar, incluso, a afectar nuestra capacidad de concepción. La mente y el cuerpo tienen que trabajar en conjunto para conseguir un equilibrio físico y mental, cuando este equilibrio cuerpo-mente se altera, empiezan los problemas.

Veamos un ejemplo de cómo afecta la mente a la fertilidad: una alteración del sistema jerárquico, como cuando una hija toma el rol de madre de su propia progenitora, creando una dependencia emocioanal y un desorden en el sistema familiar. En este caso, la hija ya ha cumplido su “papel de madre” y por tanto, puede llegar a bloquear el deseo, de forma inconsciente, de ser madre. Sobre todo en el caso de que esta relación haya sido tóxica. Una relación tóxica es aquella donde una, o las dos personas, sufren más de lo que disfrutan, produciendo frustración en una o ambas partes; impidiendo el crecimiento personal. En este caso específico, podemos encontrar la solución realizando una terapia llamada “Sistémica familiar” o “Constelación familiar”.

Esta terapia, que puede realizarse en grupo o de forma individual, consiste en poner en orden el sistema familiar, es decir, que cada cual ejerza el papel que le ha tocado vivir, el hijo debe ejercer de hijo y no debe asumir roles que no le corresponden. Se realiza mediante representantes que se ponen en el lugar de los miembros de la familia, se identifican las emociones y las relaciones que no son benéficas para el sistema y se solucionan el mismo día que se realiza la terapia.

Los bloqueos emocionales son muy difíciles de superar sin ayuda externa, ya que, en la mayoría de situaciones, la propia persona que lo padece no es totalmente consciente de ellos. Por tanto, en estos casos se recomienda la ayuda de psicoterapeutas especializados.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8
de cada mil niños y jóvenes sufren trastorno del espectro alcohólico fetal
'Fuente: 'Instituto de Investigación sobre Políticas de Salud Mental del Centro de Adicción y Salud Mental de Toronto, Canadá''

PUBLICIDAD