Crecimiento postraumático, cómo salir reforzados
Experimentar una situación traumática o acontecimientos vitales estresantes suele tener un impacto negativo a nivel emocional, pero se puede superar el daño. Te damos las claves para reponerte y salir fortalecido de una adversidad.

7 consejos para lograr el crecimiento postraumático

Actualizado: 26 de febrero de 2021

Vivir una situación traumática o un conjunto de acontecimientos vitales estresantes suele tener un impacto emocional negativo en el afectado pero, afortunadamente, estas consecuencias negativas no son inherentes al ser humano, ya que hay personas que incluso salen reforzadas tras superar estas experiencias.

No parece justo que esas personas sean consideradas "más fuertes”, y por ello me gustaría dejar claro que experimentar secuelas emocionales negativas tras un evento traumático es normal, y no te hace menos fuerte. Recordemos que, muy probablemente, lo “anormal” es la circunstancia que has tenido que vivir, mientras que lo “normal” es que te impacte emocionalmente y te sientas mal.

7 consejos para lograr el crecimiento postraumático
 

Partiendo de ello, vamos a ofrecerte algunas sugerencias para ayudarte a crecer tras haber vivido una situación traumática:

  • 7 consejos para lograr el crecimiento postraumático: no te estanques en el dolor

    No te estanques en el dolor

    El dolor ante las circunstancias traumáticas es normal, ya que te ayuda a movilizarte, no seguir sufriendo esa situación. Por eso, podemos entender dicho dolor como algo adaptativo. Sin embargo, no tiene por qué convertirse en sufrimiento. Para ello, no te centres una y otra vez en lo malo que te sucede. Si te pasas el día auto compadeciéndote, te estancarás en el dolor, y pasará a ser sufrimiento.

  • 7 consejos para lograr el crecimiento postraumático: céntrate en el cómo

    Céntrate en el cómo

    Es bueno hacer un análisis de lo ocurrido (entender por qué sucedió, valorar las circunstancias que lo determinaron, etcétera). Sin embargo, no debes centrarte en el por qué, sino en el “cómo” salir de esa situación; es decir, si la situación no te gusta, piensa qué podrías hacer para encontrarte mejor.

  • 7 consejos para lograr el crecimiento postraumático: deja las culpas a un lado

    Deja las culpas a un lado

    La culpa es una emoción que nos ayuda a que los resultados negativos “que pudimos evitar” no vuelvan a repetirse pero, en muchas ocasiones, las circunstancias traumáticas ocurren sin que nosotros seamos culpables de las mismas. Aparece entonces la culpabilidad mórbida, que te dificultará superar la situación traumática, ya que además de las secuelas de la misma, tendrás que lidiar con tus propios reproches. Si algo tuviste que ver con el origen de la situación, debes perdonarte. Si supiéramos las consecuencias de cada uno de nuestros pasos, bailaríamos constantemente.

  • 7 consejos para lograr el crecimiento postraumático: reflexiona

    Reflexiona sobre lo que te ayudó a salir de la situación

    Este aprendizaje acerca de qué herramientas mentales o comportamentales te fueron útiles para superar la situación traumática será fundamental para que ganes en autoconfianza y te sientas fuerte ante la adversidad.

  • 7 consejos para lograr el crecimiento postraumático: apoyo social

    Céntrate en el apoyo social

    Diferentes estudios muestran cómo el apoyo social es un potente amortiguador de las situaciones y emociones negativas. No dudes en apoyarte en aquellos que más te quieren.

  • 7 consejos para lograr el crecimiento postraumático: nueva forma de vivir

    Busca una nueva forma de vivir

    Es probable que tras una situación traumática, las cosas hayan cambiado, tú ya no seas la misma persona, tu mundo sea distinto…; no te centres en la pérdida ni en cómo eran las cosas antes; tampoco en cómo te gustaría que fueran. Céntrate en lo que tienes y cómo con esas cartas, quieres y puedes jugar tu partida presente.

  • 7 consejos para lograr el crecimiento postraumático: ayuda a otros

    Ayuda a otros con tu experiencia

    Ayudar a los otros tiene un efecto bumerán, ya que a su vez te ayudas a ti mismo. Es posible que muchas personas hayan vivido lo mismo que tú o lo estén viviendo. Si puedes, ayúdalos; quizás tengan menos recursos para hacer frente a la adversidad, quizás tengan los mismos, pero aún no los hayan descubierto…; lo que está claro es que tu te sentirás más seguro al oírte a ti mismo contar cómo lo malo ya pasó.

Creado: 5 de febrero de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD