PUBLICIDAD

Mente y emociones
Sexualidad en personas con discapacidad intelectual
Los personas con discapacidad intelectual no son individuos asexuados. Desmentimos los mitos que suelen ligarse a su sexualidad y planteamos medidas para romper las barreras que dificultan su desarrollo.
Escrito por María Jiménez Albundio, Psicóloga y sexóloga clínica especialista en infertilidad

Características sexuales en personas con discapacidad intelectual

Hablar de una única sexualidad en personas con deficiencia intelectual sería un error, pues no debemos pensar que el desarrollo de la misma se da de forma análoga en cada una de estas personas. De hecho, una de las características esenciales de la sexualidad en individuos con discapacidad intelectual será la amplia heterogeneidad con la que nos encontramos. ¿De qué dependerán las diferencias que pueden aparecer?

En primer lugar,  estará condicionada por el grado de discapacidad intelectual de la persona en cuestión, puesto que dependiendo del tipo y nivel de minusvalía por la que se vea afectada, la expresión de la sexualidad se verá alterada de forma distinta.

En segundo lugar, serán las circunstancias sociales en las cuales cada una de estas personas se desenvuelva las que perfilen de nuevo su conducta sexual. La privación o concesión de ayuda y apoyo concretarán las particularidades con las que contarán.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que, aunque a menudo se piense lo contrario,  este desarrollo de la sexualidad resulta muy parecido al resto de la población, no obstante daremos unas pinceladas que destaquen algunas de las peculiaridades que podemos encontrar:

  • Temporalidad: aunque ya hemos apuntado que la sexualidad en personas con déficit intelectual es semejante al resto de la población, en ocasiones podemos advertir cierto retraso en el desarrollo psicosexual del individuo que hace que el recorrido por las distintas etapas evolutivas pueda alargarse y avanzar a un ritmo más lento.
  • Naturalidad: las personas con discapacidad intelectual viven de forma más espontánea su sexualidad y la expresan de una forma desinhibida, lo que puede provocar que el momento y el lugar no sean los socialmente apropiados para llevarla a cabo.
  • Vulnerabilidad: les resulta complicado examinar y responder de forma adecuada a las conductas de riesgo, quedando así más expuestos a ellas.
  • Comunicación: suelen darse unas limitaciones relacionales a destacar, donde experimentan ciertas dificultades a la hora de establecer vínculos con los demás, así como para comunicar sus intereses. 

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

67%
de los pacientes con disfunción eréctil padece obesidad
'Fuente: 'Boston Medical Group''

PUBLICIDAD