PUBLICIDAD

Noticias Mente y emociones

Cuál es el mejor horario para que los universitarios rindan más

Si las clases en la universidad comenzasen sobre las 11 de la mañana, los resultados de los estudiantes mejorarían notablemente, pues es a partir de esa hora cuando su rendimiento y capacidad de aprendizaje son mayores.
estudiante contenta por el horario

Si se modificaran los horarios los estudiantes rendirían más.

25 de Abril de 2017

Comenzar el turno de mañana de las clases de la universidad más tarde, a las 11 en vez de a las 8, mejora las calificaciones que obtienen los alumnos, pues su rendimiento en las horas tempranas del día es menor, tal y como ha descubierto un estudio realizado por la Universidad de Nevada (Estados Unidos) y The Open University (Reino Unido).

La franja horaria en la que los estudiantes universitarios tienen un mayor rendimiento cognitivo e intelectual es entre las 11 de la mañana y las 9 y media de la noche

En la investigación se analizaron los patrones de estudio, de conducta y de hábitos diarios, relacionados con la formación de 200 estudiantes de entre 18 y 24 años. Como resultados se obtuvo que los alumnos tienen un rendimiento cognitivo e intelectual mayor si consiguen encajar su ritmo circadiano y biológico con el de las clases de la universidad.

Por lo tanto, la franja horaria más productiva para el aprendizaje sería entre las 11 de la mañana y las 9 y media de la noche, por lo que no encaja con el horario habitual actual del turno de mañana, que suele comenzar entre las 8 y las nueve y terminar alrededor del mediodía. También han descubierto que a partir de los 19 años el reloj biológico se retrasa cerca de tres horas, tanto para levantarse como a la hora de irse a la cama a dormir. Sin embargo, más adelante, durante la edad adulta y la tercera edad, se retoma el ritmo normal.

Alterar los ritmos biólogicos afecta a la salud

Otro de los grandes problemas de los que advierten los investigadores es que, además de reducir el rendimiento académico de los estudiantes, si se contrarían los ritmos biológicos se pueden producir problemas de salud, y no se ha descartado que esta alteración pueda llegar a provocar trastornos mentales como depresión, predisposición a sufrir adicciones, o un riesgo mayor de desarrollar obesidad, como consecuencia de ir contra el ritmo natural del metabolismo.

Este estudio no ha sido el primero en analizar los modelos educativos, ya que en una investigación realizada en 2009 en la Monkseaton High School (Reino Unido) se aseguró que el rendimiento de los alumnos sería mejor si se retrasara el comienzo de las clases diarias a las diez de la mañana. En este caso se observó que los estudiantes que empezaban el horario lectivo a esa hora tenían entre un 34% y un 50% más de nivel general, que los que entraban antes. En ambos casos se pone en entredicho el horario actual de los estudios universitarios en el turno de mañana, y se insta a valorar un cambio en el mismo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD