PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Homeopatía
La homeopatía es una terapia que consiste en administrar la dosis mínima efectiva de una sustancia, capaz de activar las defensas del paciente. Te contamos en qué casos está indicada y cómo se elaboran sus remedios.
Escrito por Eva Salabert, Periodista experta en salud

Cómo se toman los remedios homeopáticos

Cómo se toma la homeopatía

Los remedios homeopáticos se presentan habitualmente en forma de gránulos

El médico homeópata determinará la potencia que considere más efectiva para el tratamiento de las afecciones del paciente.

Los remedios homeopáticos se presentan habitualmente en forma de gránulos (partículas esféricas que contienen la sustancia medicinal) y su principal vía de administración es la sublingual, es decir, que el paciente debe poner el medicamento bajo la lengua y dejarlo deshacer. Las medicinas homeopáticas también se dispensan en forma de pastillas, pomadas, supositorios..., pero se considera que la absorción sublingual es la más rápida y efectiva.

Los gránulos deben tomarse en ayunas, y es conveniente evitar el tabaco, el café y las infusiones, así como otras sustancias que despiden un fuerte olor, como menta, eucalipto, cebolla, ajo, etcétera, porque podrían aminorar o suprimir el efecto del remedio. Es necesario informar al homeópata si se sigue algún tratamiento farmacológico para que este evalúe la posibilidad de interacción de los medicamentos.

Nunca hay que automedicarse, ni tomar un remedio que nos haya sido útil en ocasiones anteriores o que haya aliviado a un conocido con síntomas similares a los nuestros. Se debe acudir a un médico con formación homeopática, que es el indicado para prescribir la medicina adecuada y su correcta posología. Una vez iniciado el tratamiento, es muy importante seguir en contacto con el médico para notificarle los cambios observados, especialmente si los síntomas no remiten.

Actualizado: 21 de Noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD