PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Oxigenoterapia, aire fresco para tu piel
La oxigenoterapia,un tratamiento antioxidante basado en la aplicación de oxígeno puro, ha saltado del campo de la salud a la camilla de los centros estéticos, donde es usada cada vez por más gente para mimar su piel.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Qué es la oxigenoterapia

Oxigenoterapia, el poder del O2

La oxigenoterapia aplicada al mundo de la belleza está en pleno auge. Este tratamiento antioxidante, basado en la aplicación de oxígeno puro, ha saltado del campo de la salud a la camilla de los centros estéticos, donde es utilizada cada vez por más gente para mimar su piel.

¿Qué es la oxigenoterapia?

Uno de los tratamientos más habituales en los hospitales es aplicar mascarillas de oxígeno cuando las pacientes se encuentran en estados de hipoxia, es decir, con déficit de oxígeno en el organismo causado por diversos problemas respiratorios. Cuando se aplica de esta manera, el oxígeno es considerado fundamentalmente un fármaco más, por lo que debe ser prescrito y administrado por personal cualificado.

Sin embargo, una vez más se ha dado el salto de la medicina al mundo de la estética y ya no solo en centros hospitalarios se trabaja con este gas. En los últimos años se ha hecho un hueco en los centros de estética, donde se ha convertido en toda una alternativa al bótox o la mesoterapia para el cuidado de la piel, ya que se trata de un tratamiento que no necesita recurrir a la cirugía y que es totalmente indoloro, siendo muy poco agresiva para nuestra dermis.

Sus defensores no dudan en afirmar que es uno de las mejores terapias para mejorar el tono y la luz de la piel , aunque sus cualidades pueden potenciarse aún más si se combinan con otros tratamientos alternativos, como es el caso de la aromaterapia.

La oxigenoterapia está pensada para muchos tipos de clientes, puesto que es útil para tratar diferentes problemas estéticos que van desde pieles con muchas arrugas, secas o grasas, maduras o cansadas. Este amplio abanico se justifica porque el oxígeno aporta hidratación, favorece la microcirculación, aumenta la producción de colágeno, ayuda a reducir el tamaño de los poros y regula la secreción sebácea.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD