PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
TacFit
El TacFit es un durísimo programa de entrenamiento que desarrolla la fuerza, la movilidad del cuerpo y la resistencia mental, para enfrentarse con éxito a todo tipo de desafíos y situaciones de peligro o estrés.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Consejos a la hora de practicar TacFit

Nadador practicando tacfit

Para practicar TacFit no basta con una buena condición física, no te confíes.

Si estás decidido a practicar TacFit, te ofrecemos algunos consejos que te pueden resultar muy útiles:

  1. El TacFit es un deporte muy exigente, así que asegúrate de que tu forma física es la más adecuada para poder completar las sesiones sin poner en riesgo tu salud. Si eres miembro de un cuerpo de seguridad (policía, bombero, militar…), tu salud estará controlada por los médicos del propio cuerpo a través de chequeos regulares pero, si no lo eres, es recomendable que acudas a tu médico para asegurarte de que tu estado de salud te permite iniciarte en esta actividad deportiva.
  2. Recuerda que el TacFit nació para entrenar a cuerpos de élite. Aunque tengas buena forma física, es normal que no puedas completar las rutinas al 100% al principio, debido a su extremo grado de exigencia. Irás consiguiendo tus objetivos poco a poco, y siempre con la colaboración de un entrenador especializado, que te ayudará a fijarlos correctamente, te enseñará la técnica adecuada para cada uno de ellos, y valorará qué carga de peso es la más adecuada para ti.
  3. Las sesiones no son muy largas, pero sí exigentes. No te olvides de hidratarte correctamente y, quizá, incluso tomar bebidas isotónicas o geles especiales.
  4. Es importante que controles tu frecuencia cardiaca durante toda la práctica del TacFit. Así, podrás tanto controlar que no estás haciendo ningún sobreesfuerzo perjudicial, como que estás dentro de tu umbral de eficiencia física.
  5. Una ropa cómoda, de tejido transpirable, y que permita desarrollar bien los movimientos es necesaria. Además, ponte unas zapatillas deportivas adecuadas con una suela antideslizante; eso de acudir a la sala de ejercicio con las chanclas de la piscina o del vestuario es un error.
  6. Valora si necesitas usar unos guantes especiales para evitar roces y ampollas en las manos a la hora de levantar los pesos. El uso de una faja lumbar debería estar en consonancia con las recomendaciones de un médico especialista.
  7. Como cualquier otra actividad física, hay que preparar el cuerpo primero si no queremos lesionarnos. Aunque el TacFit ya incluye una parte de calentamiento y otra de vuelta a la calma, no está de más que añadamos nuestra propia sesión de calentamiento muscular antes de empezar, y una tanda de estiramientos después para evitar sustos.
  8. Lo ideal es que las personas que se decidan por el TacFit –sean profesionales o no– lo combinen con otras actividades físicas con mayor carga aeróbica (correr, nadar, ciclismo, etcétera) para que su plan de entrenamiento sea aún más completo. Con una o dos sesiones semanales de TacFit es suficiente.

Actualizado: 5 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Laura Saiz

Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar
Laura Saiz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

20%
se reduce el riesgo de estrés si te desplazas en bicicleta a trabajar o a estudiar
'Fuente: 'l Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)''

PUBLICIDAD