PUBLICIDAD

Embarazo
Consulta preconcepcional
Si estás pensando en quedarte embarazada acude a una consulta preconcepcional. En ella se identifican y modifican posibles factores de riesgo tanto médicos, como sociales, para mejorar las condiciones del embarazo.
Escrito por Dr. Braulio Peramo, Director Médico Clínica Amnios (Madrid) y Dra. Sofía Ortega, ginecóloga de la Clínica Amnios

Información de hábitos saludables previos al embarazo

Son numerosas las acciones educativas y promotoras de la salud que se llevan a cabo en las consultas preconcepcionales, con el fin de aportar una información útil a la embarazada sobre los pros y los contras de ciertos hábitos y situaciones que le ayudarán a conseguir mejores resultados en su embarazo y evitar posibles riesgos. En este sentido, es muy importante la labor de los médicos de familia y de los ginecólogos a la hora de informar sobre hábitos saludables previos al embarazo.

Por ejemplo, es llamativo observar, incluso en la era de Internet en la que el acceso a la información es tan sencillo y rápido, como todavía hay muchas mujeres que no son conscientes de los riesgos de tener un embarazo a una edad tardía. En estas consultas preconcepcionales se informa a la mujer que el retraso de la maternidad por encima de los 35 años se puede asociar a problemas de infertilidad y de patología en la gestación como retraso de crecimiento fetal, diabetes gestacional o preeclampsia.

También es obligación del médico aconsejar a las futuras mamás el abandono del hábito tabáquico o en su defecto disminuir su consumo lo máximo posible, ya que el tabaco está claramente asociado a riesgo de aborto, prematuridad y bajo peso al nacer.

Lo mismo con el alcohol, ya que los problemas que se derivan de su consumo van desde retraso de crecimiento hasta el grave Síndrome alcohólico fetal. Hay estudios que observan que más de la mitad de las mujeres en edad reproductiva y que no usan método anticonceptivo (por tanto en riesgo de quedar embarazada) consumen alcohol.

La obesidad es otro problema que cada año va en aumento. Sería ideal que la mujer en el momento de la gestación tuviera un IMC adecuado, ya que la obesidad se relaciona con subfertilidad, diabetes gestacional e incremento del parto operatorio y cesárea. Para ello se debe promover una nutrición equilibrada y la realización de ejercicio de manera frecuente.

En cuanto a la cafeína, se la ha relacionado con algún efecto adverso en el embarazo, pero los estudios no son concluyentes ni los resultados son claros, lo que sí que parece prudente es recomendar que su consumo no sea superior a 200mgs/día.

Hábitos higiénico-dietéticos

Los hábitos higiénico-dietéticos a seguir son uno de los aspectos que más preocupa a la mujer que quiere embarazarse y por supuesto a la que ya está embarazada, por lo que es uno de los temas que más se pregunta en las consultas preconcepcionales, de medicina general, matronas y ginecólogos. En este sentido, la toxoplasmosis -una zoonosis producida por el toxoplasma gondii y puede producir complicaciones graves si se contrae durante el embarazo-, si bien la infección durante la gestación es extremadamente infrecuente, es uno de los problemas que más trae de cabeza a la mujer embarazada.

En la consulta se explica a la paciente cómo se previene la toxoplasmosis: evitando el contacto con gatos, teniendo en cuenta que si el gato es toxoplasma negativo no nos puede transmitir la enfermedad, por lo general lo son los que no salen nunca al exterior, ya que no cazan pájaros ni roedores o tienen contacto con carne o heces infectadas, por lo que si es el caso de tu gato doméstico no tienes que tomar ninguna medida al respecto. Si tienes dudas su veterinario puede hacerle un análisis de sangre. También se debe lavar bien la verdura, tomar la carne muy hecha, limpiarse bien las manos tras manipular alimentos o utilizar siempre guantes si se realizan labores de jardinería.

La listeria es otra infección que puede complicar el embarazo, en ocasiones de manera grave, si bien es bastante infrecuente. Se evita tomando quesos curados y todos los alimentos que contengan leche, sea leche pasteurizada.

Vacunaciones antes del embarazo

Aunque hoy en día la mayoría de las mujeres están vacunadas de la rubéola, es importante su determinación, y en el caso de que se detecte rubéola negativa, sin ninguna duda está indicada la vacunación. En la consulta se debe informar a la paciente que evite el embarazo en los siguientes tres meses tras la vacunación.

Las embarazadas también son un grupo de riesgo en el caso de contraer la gripe, ya que debido a las características de la inmunidad, durante el embarazo la gripe puede ser más grave, por ello sí que se aconseja la vacunación.

La vacunación del VHB es otra de las recomendaciones que se da a la mujer que quiere embarazarse.

Hablando de vacunas, si tienes pensado quedarte embarazada intenta evitar viajes a zonas que tengan enfermedades endémicas como la malaria o la fiebre amarilla, o vacúnate debidamente con aterioridad.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD