PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

En verano aumentan los tratamientos de fertilidad

Hasta un 12% se incrementa la demanda de tratamientos de reproducción asistida durante los meses de verano, gracias a que las vacaciones o el horario continuo, permiten mayor disponibilidad de tiempo para seguirlos.
En verano aumentan los tratamientos de fertilidad

21 de Agosto de 2012

Hasta un 12% se incrementa la demanda de tratamientos de reproducción asistida durante los meses de verano, seguramente gracias a las vacaciones o el horario laboral continuado, que permite que las personas interesadas en someterse a estos tratamientos tengan más tiempo y facilidades para intentar conseguir el deseado embarazo.

Expertos de la clínica especializada en técnicas de reproducción asistida Ginefiv han lanzado una serie de consejos para favorecer la fertilidad y aumentar las posibilidades de conseguir un embarazo, tanto de forma natural, como con la ayuda de la ciencia, ya que para que los tratamientos tengan éxito es muy importante que las pacientes sigan las recomendaciones de los médicos especialistas.

Cómo conseguir el embarazo

Un estilo de vida saludable es fundamental, no sólo para quedarte embarazada, sino para que el feto se desarrolle adecuadamente y la gestación y el parto transcurran sin complicaciones. Para cuidar y potenciar la fertilidad, la clínica Ginefiv ofrece los siguientes consejos:

  • No esperes demasiado para intentar ser madre. La edad biológica, aunque tu aspecto no la delate, es un dato a tener en cuenta, ya que a partir de los 35 años resulta bastante más complicado lograr el embarazo porque disminuye la calidad de los ovocitos. Además, aumentan las posibilidades de que el feto presente anomalías cromosómicas y existe un mayor riesgo de que se produzca un aborto espontáneo.
  • Elimina hábitos nocivos como el alcohol y el tabaco. Fumar no solo reduce las posibilidades de concebir, sino que perjudica al feto y complica el desarrollo de la gestación. Si estás buscando un embarazo, es conveniente también que reduzcas al mínimo el consumo de alcohol y, una vez embarazada, lo suprimas totalmente.
  • Vigila tu peso. Un peso excesivo o insuficiente también es perjudicial para tu fertilidad. La obesidad se relaciona con trastornos ovulatorios e incrementa las posibilidades de sufrir diabetes gestacional e hipertensión (preeclampsia). Por el contrario, si presentas una delgadez extrema, debes saber que un peso muy bajo puede disminuir la producción de la hormona GnRH, necesaria para la ovulación, y afectar al revestimiento uterino, evitando que el embrión pueda llegar a implantarse correctamente en el útero.
  • Informa a tu médico si tienes intención de quedarte embarazada, porque algunos fármacos pueden perjudicar la concepción o al feto, e incluso provocar un aborto

    Cuida tu dieta y la ingesta de medicamentos. Entre los alimentos más recomendados destacan las frutas y verduras, ricas en antioxidantes, y también todos aquellos que te aporten hierro, ácido fólico y ácidos grasos omega-3, porque contribuyen a mejorar la calidad de los óvulos, además de ser muy saludables en cualquier circunstancia. Por el contrario, debes evitar los productos elaborados con harinas refinadas y no excederte en el consumo de café. En cuanto a los medicamentos, siempre bajo prescripción médica. Además, debes informar a tu médico si estás intentando quedarte embarazada o tienes intención de someterte a un tratamiento de reproducción asistida, porque ciertos fármacos pueden perjudicar la concepción o al feto, o provocar un aborto.
  • Practica ejercicio físico con moderación porque así te mantendrás sana y activa. Si te quedas embarazada, consulta con tu médico para que te recomiende el nivel de ejercicio más conveniente para ti.
  • Acude a tu ginecólogo cada año para realizarte una revisión que confirme que todo va bien, y consulta siempre que sufras alguna molestia. Si has decidido quedarte embarazada debes informar a tu médico para que te haga las recomendaciones apropiadas y, en el caso de que lleves ya un año intentando el embarazo sin conseguirlo, te indique las pruebas que debes realizarte para identificar el problema.
  • Controla el estrés y procura estar relajada y dormir bien. El estrés continuado, no solo afecta al estado de salud general e impide descansar, sino que en el caso de las mujeres puede rebajar su nivel de gonadotropinas por lo que sus posibilidades de embarazo disminuyen y, además, pueden sufrir un aborto. La ansiedad también reduce la tasa de éxito en el caso de someterse a un tratamiento de reproducción asistida, por lo que es aconsejable que mantengas una actitud positiva y, en caso de necesidad, busques apoyo psicológico para conseguirlo.
  • En cuanto a los hombres que quieran ser papás, es conveniente que eviten el tabaco, porque influye negativamente en la calidad del esperma (su concentración, la movilidad de los espermatozoides…). Otros factores que pueden afectar a la fertilidad masculina son el alcohol, el estrés, la alimentación, e incluso la ropa demasiado ajustada.

Fuente: Clínica Ginefiv

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''