PUBLICIDAD

Bebés y niños
Educa a tus hijos para que sean independientes
Educar a los niños para que sean personas autónomas e independientes es esencial para el desarrollo de su identidad y una sana autoestima. La clave está en apoyarlos cuando lo necesiten sin sobreprotegerlos.
Escrito por Celia Rodríguez Ruiz, Psicóloga clínica sanitaria, especialista en pedagogía y psicología infantojuvenil

Desarrollo de la autonomía para educar niños independientes

Las madres, padres y educadores, queremos educar niños y niñas con una personalidad madura, capaces de tomar sus propias decisiones y de enfrentarse a los retos de su día a día. Para que nuestros pequeños se conviertan en adultos independientes, en personas que no tienen miedo a tomar decisiones, y en individuos que son felices porque saben cómo dirigir sus vidas, debemos ocuparnos del desarrollo de su autonomía desde la primera infancia.

El desarrollo de su autonomía consiste en favorecer el aprendizaje de las habilidades necesarias para que se enfrenten por sí mismos a los retos y a las dificultades cotidianas, y a las pequeñas y grandes decisiones de la vida. Hacerles ver que son capaces de hacer las cosas por sí mismos y de solucionar sus conflictos.

La autonomía puede entenderse como una actitud ante los desafíos y ante el mundo que les permita desenvolverse en su entorno sin depender de nadie, y que potencia su autoestima y desarrollo global, el logro de las propias metas y, en definitiva, su bienestar.

El niño independiente

Para que un niño se convierta en una persona independiente es necesario:

  • Autoconcepto y autoestima: conocerse a uno mismo, ser consciente de las propias fortalezas y debilidades, y desarrollar una sana estima hacia uno mismo que le permita valerse por sí mismo.
  • Confianza en uno mismo: una buena autoestima le dotará de la confianza en sus propias capacidades y recursos para enfrentarse a los desafíos diarios.
  • Independencia: capacidad de desenvolverse en su entorno.
  • Responsabilidad: asumir las consecuencias de sus actos, sin culpar a otros o buscar justificaciones externas.

El niño dependiente

Los niños dependientes no confían en sus propias capacidades para enfrentarse a los desafíos. Siempre preguntan lo que hay que hacer, observan a los demás, y eligen lo mismo que los otros, sintiéndose incomodos cuando tienen que decidir. Tienen miedo a tomar sus propias decisiones porque no confían en sus habilidades de decisión, no suelen resolver conflictos por sí mismos y, cuando se ven obligados a ello, actúan de forma impulsiva.

La dependencia va acompañada de una baja autoestima, que es una de las mayores enemigas para el desarrollo de la identidad madura y de una personalidad sana. La dependencia se convertirá en un gran obstáculo para conseguir sus metas personales y su bienestar, y por ello los padres debemos prestar mucha atención a nuestra manera de educar, ya que sin darnos cuenta podemos fomentar la dependencia de nuestros pequeños.

Causas de la dependencia infantil

Es muy frecuente que los adultos se anticipen a las acciones de los niños y tiendan a hacer las cosas por ellos. Las principales razones para actuar de esta manera son:

  • Creer que el niño no es capaz de hacerlo por sí mismo.
  • Evitar que se haga daño.
  • Proteger al pequeño de una equivocación y evitar que lo haga mal.
  • Querer apoyarle y cubrir todas sus necesidades.
  • Porque si lo hace un adulto resulta más cómodo y permite ahorrar tiempo.
  • Como gesto de afecto y de cariño.

Sea cual sea la razón, cuando el adulto se anticipa a la acción del niño y no deja que éste se enfrente a sus pequeños retos por sí solo, le priva de una experiencia muy valiosa que le permitiría comprobar sus capacidades, creer en sí mismo y desarrollar su autoestima y confianza, mermando de esta forma su autonomía e independencia.

Actualizado: 10 de Octubre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga clínica sanitaria, especialista en pedagogía y psicología infantojuvenil
Celia Rodríguez Ruiz

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

83,2%
de los niños de 13 años tiene teléfono móvil
'Fuente: 'Instituto Nacional de Estadística (INE)''